Serie Eficiencia Energética y ahorro en el hogar: auditoría energetica en el hogar (II)

Pantalla verde¿Cómo puedo averiguar qué aparatos son los que más consumen? ¿Cómo puedo medir con exactitud lo que me cuestan? ¿Qué tengo que hacer para ahorrar energía? En la entrega anterior sobre eficiencia energética en el hogar aprendimos entre otras cosas a descubrir cuánto consumimos en nuestra vivienda, y empezamos a describir una metodología sencilla para que nosotros mismos podamos estimar la energía que gastamos. Aquí tenéis la segunda parte, una nueva entrega de la GUÍA EFICIENCIA ENERGÉTICA EFIMARKET.COM .

Si queremos una mayor exactitud, y en ocasiones mayor comodidad, podemos utilizar una serie de dispositivos electrónicos diseñados para realizar auditorías energéticas sencillas en nuestro hogar (o incluso en la oficina). Los más habituales son los que miden energía eléctrica.

En la sección Medición y Control de esta página tenemos disponibles algunos dispositivos de este tipo. Por ejemplo el más conocido y económico es el medidor de base de enchufe, que colocamos entre el enchufe y el receptor que queremos medir, tal y como aparece en la imagen de abajo.

Para un estudio más detallado, podemos utilizar un gestor energético inteligente. Este dispositivo, que actúa como nuestro pequeño gestor energético, incorpora un medidor de corriente que se coloca en en nuestro cuadro eléctrico, que mide y almacena todos los datos de consumo.  Estos datos se pueden visualizar en tiempo real o si lo preferimos los exporta al ordenador generando estadísticas y mostrando numerosos gráficos de consumo. Esta información nos puede ayudar a detectar  las pautas de nuestro consumo y proponer mejoras para ahorrar luz. Algunos modelos disponen de conexión a internet, por lo que podremos visualizar nuestro consumo desde cualquier lugar, incluso si estamos de vacaciones. Sobre este tipo de dispositivos hablaremos más adelante. ¡Estad atentos!

También es importante comprobar la energía que se consume con todos los aparatos apagados. Aunque en teoría no debería existir consumo, es habitual que los aparatos que tienen función de apagado por standby (la lucecita  roja o naranja que se enciendo al apagar con el mando) como  vídeos, TV, TDT, etc, y algunos electrodomésticos (aparatos de aire acondicionado, horno eléctrico, vitrocerámica, etc) tengan un consumo residual muy pequeño, pero que a final de mes se traduce en bastante dinero. Esta comprobación puede hacerse de madrugada o en algún momento del día en el que no haya ningún aparato funcionando.

En el caso del agua se puede actuar de igual forma, mirando el contador o incluso midiendo el un recipiente el agua que sale de un grifo. A modo de aproximación, se pueden utilizar valores tabulados de consumo de agua de los distintos aparatos (12 litros por minuto para un lavabo, 15 litros por minuto para una ducha, 60 litros de agua en cada servicio para un lavavajillas, etc).

Efergy e-Socket
Medidor de energía Efergy e-Socket. Pulsa sobre la imagen para más detalles.

Aunque no tiene relación directa con el ahorro de agua, se recomienda mirar el contador de agua con todos los grifos cerrados y los aparatos sin funcionamiento, para detectar posibles fugas de agua apenas detectables en nuestra vivienda. ¡Nos podemos llevar un susto en el recibo!.

Una vez que tengamos identificados todos los consumos y sepamos cuáles son los culpables de la mayor parte del recibo mensual, tenemos que hacernos dos preguntas:

  • ¿Puedo reducir el consumo siendo más eficiente?
  • ¿Puedo desplazar el consumo hacia una franja horaria más barata y contratar una tarifa con discriminación horaria?

La primera pregunta nos lleva a un consumo más responsable, como puede ser por ejemplo no dejarnos las luces encendidas al salir de la habitación o no tener el aire acondicionado puesto con las ventanas abiertas. De hecho, nosotros recomendamos este enfoque como elemento principal del ahorro energético.

Si no podemos reducir el consumo de un determinado aparato (por ejemplo un lavavajillas o una lavadora con mucho uso), podemos plantearnos contratar una tarifa con discriminación horaria y consumir durante la noche o primeras horas de la mañana. Siempre que podamos pasar las tareas de mayor consumo energético a las horas valle, tendremos un buen ahorro en el recibo.

En ocasiones no querremos poner en marcha algunos aparatos por la noches, por ejemplo debido al ruido que hace la lavadora. Si además estamos fuera por trabajo y no podemos poner en marcha los aparatos a lo largo de la mañana, siempre podemos recurrir a programadores horarios, que conectan el aparato a una hora prefijada. Pero de esto ya hablaremos en otro artículo.

Con esto ya tenemos una idea general de cómo afrontar un estudio de nuestro consumo energético. En los siguientes artículos hablaremos en profundidad del tema, empezando por la iluminación que será el asunto de nuesta próxima entrega de la serie.

También se puede lograr un ahorro del consumo energético en el hogar sustituyendo los electrodomésticos antiguos por otros nuevos con etiquetado energético. Su menor consumo y las subvenciones para realizar el cambio hacen que se amortice rápidamente la sustitución del electrodoméstico. Próximamente publicaremos un artículo sobre los electrodomésticos con etiquetado eficiente mas comunes en un hogar y de sus plazos de amortización. Este tema es fundamental de la eficiencia energética en el hogar.

Imagen cabecera. Fuente: ECG por Vera Kratochvil

Imagen artículo. Fuente: Efimarket.com

Consejos para ahorrar energía cuando nos vamos de vacaciones

Paisaje playaYa estamos en agosto y muchos de nosotros nos vamos de vacaciones. ¿También se toma vacaciones la eficiencia energética? ¡Por supuesto que no! Es este artículo vamos a dar consejos para ahorrar energía, en nuestro hogar cuando no estamos, en nuestra nueva residencia de vacaciones y en nuestras tareas habituales de ocio. Veremos qué podemos hacer para ahorrar luz, para ahorrar agua y para gastar menos en general.

En primer lugar, antes de irnos de vacaciones, tenemos que revisar muy bien nuestro hogar y apagar todos aquellos dispositivos innecesarios. La televisión, el aparato de TDT, la cadena de música y cualquier otro aparato con función standby deberán estar totalmente apagados, sin el led de color rojo o naranja encendido. Este es un pequeño consumo que podemos ahorrar. No olvidar tampoco el monitor del ordenador ni el router, que también se pueden apagar sin problemas. El termo de agua, si es eléctrico, también lo debemos apagar para que no esté consumiendo energía para mantener caliente un agua que no vamos a utilizar.

Cuando pensemos que ya está todo apagado, podemos acudir al contador de energía eléctrica (si lo tenemos accesible) y ver si sigue consumiendo, señal inequívoca de que aún tenemos algún aparato conectado. En este caso, los sospechosos habituales suelen ser el horno eléctrico, la vitrocerámica y el aire acondicionado, que en ocasiones están diseñados de forma que mantienen un pequeño consumo aunque no estén en funcionamiento.

Si no tenemos necesidad de mantener ningún apararato encendido, podemos ir al cuadro eléctrico de nuestra vivienda y desconectar la alimentación eléctrica. Además, así prevenimos también que cualquier avería eléctrica como un cortocircuito nos dé un disgusto durante nuestras merecidas vacaciones. No obstante, tenemos que prestar especial cuidado a los aparatos electrónicos que puedan perder la programación o descargarse la batería. Un ejemplo de esto son los grabadores de vídeo que se desprograman, el horno que pierde la  configuración de la hora, o la pila de la BIOS que se descarga. También, si tenemos alumbrado de emergencia en nuestra vivienda u oficina, se quedan encendidas y se descargan las baterías. En este caso mejor no desconectar completamente el cuadro y ser más selectivo, desconectando aquellas líneas imprescindibles.

Tal vez sea el frigorífico el único aparato que necesite mantenerse encendido. Esta decisión debería meditarse seriamente, pues si vamos a estar fuera durante dos o tres semanas quizás nos resulte más rentable tenerla apagada, especialmente si no vamos a dejar nada dentro del mismo. A la vuelta de vacaciones se conecta y en unas pocas horas tenemos el firgorífico listo para su utilización. Si esto no fuese posible, es recomendable reducir la temperatura del termostato al mínimo si los alimentos que almacenamos no requieren temperaturas muy bajas. En caso de que el frigorífico disponga de la opción “vacaciones”, hagamos uso de ella.

En cuanto al agua, es conveniente cerrar la llave de paso para evitar consumos innecesarios debidos a posibles goteos en los grifos, que supone varios litros al día. El cierre de la llave de paso supone también una medida de seguridad por posibles roturas y fugas mientras estamos fuera, al igual que ocurre con el gas.

Grifo goteando
Un grifo mal cerrado o goteando agua nos puede costar caro.

Si tenemos jardín y piscina, puede ser aconsejable anular la programación del riego automático y cubrir la piscina con una lona para evitar la evaporación de agua, además, al protegerla de los rayos del Sol necesitará menor tratamiento.

Con estas medidas podemos seguir cumpliendo con la eficiencia energética y por lo tanto conseguir un ahorro energético en el hogar durante nuestras vacaciones. Ese dinerito que dejamos de gastar siempre se agradece después de un gasto importante como suele pasar en vacaciones.

Otro consejo es dejar las persianas bajadas (total o parcialmente) para evitar el recalentamiento de la vivienda. Esto es especialmente importante a la vuelta de vacaciones, pues si nos encontramos nuestro hogar muy caliente el gasto para climatizar de nuevo las habitaciones va a ser grande.

Finalmente, una vez lleguemos a nuestro destino podemos seguir los mismos criterios de ahorro energético que mantenemos en nuestro hogar. Apagar las luces y la televisión cuando salimos, mantener el termostato del aire acondicionado a 25 grados, son acciones que podemos hacer fácilmente. Es cierto que si estamos en un hotel o similar no nos cuesta dinero adicional gastar más energía, pero en nuestro planeta nos lo agradecerá.

En el próximo artículo, que publicaremos en breve, hablaremos de la conducción eficiente y daremos consejos para ahorrar conbustible. Sobre todo ahora en vacaciones, cuando realizamos largos viajes en coche, nuestro bolsillo se ve afectado de forma importante.

Imagen cabecera | Fuente: Playa por Anna Cervova

Imagen artículo | Fuente: Faucet drop

Serie Eficiencia Energética y ahorro en el hogar: auditoría energética en el hogar (I)

Casa y jardínEstamos de acuerdo en la necesidad de reducir el consumo energético y logar un ahorro económico a final de mes. Pero llegados a este punto nos preguntamos, ¿Cómo puedo averiguar qué aparatos son los que más consumen? ¿Cómo puedo medir con exactitud lo que me cuestan? ¿Qué tengo que hacer para ahorrar energía? Todas estas cuestiones las vamos a resolver en este nuevo artículo de la serie Eficiencia Energética y Ahorro en el hogar, que va a formar parte de la GUÍA EFICIENCIA ENERGÉTICA EFIMARKET.COM.

El estudio de nuestro consumo energético debería empezar por recolectar los recibos de energía eléctrica, gas y agua, tal y como procedería un gestor energético. Es recomendable disponer de los datos de un año para obtener una media de consumo y analizar la energía consumida en invierno y verano, épocas en las que se gasta más. Si no disponemos de todos los recibos, podemos acudir al historial de consumo que aparece en la factura (ver artículos sobre la factura eléctrica y la factura de gas).

Del recibo podemos obtener un consumo medio en kWh (tanto de gas como de electricidad) y en metros cúbicos para el agua. Recomendamos calcular también las medias de las estaciones (primavera, verano, otoño, invierno) para diferenciar los consumos propios de cada temporada (calefacción, aire acondicionado, etc).

Una vez que sabemos la energía que gastamos, debemos descubir qué aparatos son los responsable de la mayor parte del consumo, para tratar de reducir la factura si es posible y lograr un ahorro energético en el hogar. En primer lugar miraremos la placa del aparato, donde encontraremos el valor de la potencia. Tanto si el aparato es eléctrico o térmico, la potencia viene reflejada en kilovatios (kW). Si nuestro aparato es antiguo y no tiene placa, averiguaremos el modelo y buscaremos por Internet algún catálogo antiguo o referencia. Si no lo encontráis, podéis recurrir a nosotros y trataremos de averigurarlo, nos convertiremos en vuestros asesores de gestor energético.

Es importante saber que la potencia eléctrica que aparece en la placa es la máxima del aparato, por lo que no es tan fácil determinar la energía consumida. Por ejemplo, en el caso de una bombilla de 50W, la energía consumida se obtiene multiplicando esos 50W por las horas de funcionamiento (por ejemplo 6 horas), obteniendo un valor de 300 vatios hora (Wh).

Sin embargo, en el caso de los electrodomésticos y otros aparatos, la potencia no es constante (por ejemplo en ordenadores gasta más si está grabando un CD-ROM) ni continua (por ejemplo los aparatos de climatización y los frigoríficos, que se conectan y se desconectan).

Monitor TFTPara determinar el tiempo de funcionamiento de los aparatos con funcionamiento intermitente, podemos vigilar cuándo están encendidos y el tiempo que están. Por ejemplo, los frigoríficos tienen un modo de funcionamiento de unos 15 minutos, pero varía según la época del año (el calor que hace), si está más o menos cargado, etc. Es importante tener en cuenta que un frigorífico pierde mucha energía cuando se abre la puerta, sobre todo si está casi vacío, debido a que los alimentos almacenan el frío.

En cuanto a la potencia que consumen realmente, se puede calcular con un poco de esfuerzo y una calculadora. Si tenemos accesible el contador (agua, luz o gas), podemos poner en marcha un determinado aparato y comprobar la energía que consume.

Por ejemplo, en los contadores antiguos de electricidad podemos ver una rueda que gira contabilizando la energía. Suele venir reflejada la conversión de vueltas a energía (del orden de 300 vueltas cada kWh consumido). Contando las vueltas que da la rueda en un periodo de tiempo, podemos estimar el consumo en kWh del aparato. Es necesario asegurarse de que solamente está encendido este aparato, desconectando cualquier otro aparato que pueda ponerse en funcionamiento.

Este método de medir la energía no cabe duda de que requiere dedicar tiempo y esfuerzo, pero puede servir de primera aproximación a nuestra auditoría doméstica. También hay que reconocer que puede llevarnos a errores importantes, pues es imposible estar siempre pendiente del “comportamiento” de cada electrodoméstico. En ocasiones el trabajo del gestor energético no es fácil.

Nos queda todavía mucho de qué hablar sobre las auditorías de eficiencia energética en el hogar, así que haremos una segunda entrega donde comentaremos entre otras cosa la utilización de medidores electrónicos de consumo (en sustitución de la metodología “manual” que hemos explicado) y cómo proceder una vez que tengamos hecho el estudio.

Esperamos que os haya gustado esta primera entrega. En breve publicaremos la segunda parte, en el ámbito de la Guía Eficiencia Energética Efimarket.com.

Imagen cabecera. Fuente: Bungalow por Petr Kratochvil

Imagen artículo. Fuente: Monitor de la computadora aislada por Petr Kratochvil

Serie Eficiencia Energética y ahorro en el hogar: presentación

Documentos escala eficiencia energeticaCon este artículo iniciamos una serie temática dedicada a la eficiencia y el ahorro en el hogar. El aumento del bienestar de nuestras viviendas ha multiplicado el consumo de energía en la última década. Cada vez gastamos más electricidad y gas en nuestros hogares (TV, TDT, climatización y calefacción, microondas, cafetera, secadora, ordenadores, etc), siendo los hogares responsables del 30% de la energía consumida en el país. Pretendemos con esta serie de artículos proporcionar consejos y criterios de consumo para aprovechar mejor la energía y reducir la factura a final de mes.

Para controlar el gasto creciente en energía, el Ministerio de Industria toma cartas en el asunto y decide adoptar una serie de medidas para lograr un mejor aprovechamiento de los recursos. Para ello, en el año 2003 se elabora en España la conocida como Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, que pretende establecer la política nacional para los años siguientes (actualmente hasta el 2012) en materia de ahorro y eficiencia, cumpliendo además el protocolo de Kyoto.

Las medidas incluyen planes de movilidad urbana, conducción eficiente de vehículos, cogeneración (autoproducción de energía), mejora del aislamiento térmico de los edificios, mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de calefacción y climatización, y renovación de electrodomésticos.

A través de los Planes Renove se fomenta la sustitución de electrodomésticos, calderas y sistemas de climatización, elementos de construcción de la viviendas (ventanas, fachadas, cubiertas, etc), y ascensores. Para ello se destinan fondos estatales en forma de ayudas al ciudadano para las mejoras. Estas ayudas se gestionan a través de las Comunidades Autónomas.

La eficiencia energética en las viviendas se afronta desde dos puntos de vista, la disminución del consumo por una parte, y la mejora de los aislamientos en la edificación por otra parte.

El número de electrodomésticos (lavadoras, lavavajillas, hornos, frigoríficos y similares) en nuestros hogares es cada vez mayor, y son una parte importante del consumo de la vivienda. Se estima que actualmente los electrodomésticos suponen el 13% del consumo de energía eléctrica total en los hogares.

Cartel publicitario Plan Renove. Ministerio de Industria.
Cartel publicitario Plan Renove. Ministerio de Industria.

Para garantizar la reducción de consumo con la sustitución de los aparatos antiguos, el Plan Renove se exige a los nuevos una eficiencia energética determinada. Esta eficiencia viene determinada por la denominada etiqueta energética, de ámbito europeo, y que informa al usuario sobre cuál es el consumo real del producto. Esa etiqueta define 7 clases de eficiencia de acuerdo con un código de colores, y debe mostrarse en todos los productos.

Por otro lado, la mejora de los aislamientos térmicos es una actuación fundamental para reducir el consumo de energía en calefacción y climatización. Unas buenas paredes y unas ventanas con un aislamiento adecuado evita las pérdidas de calor a través de los muros y forjados, y reduce el consumo de calderas, aires acondicionados, etc.

A modo de ejemplo, según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la mejora del aislamiento de las cubiertas (que son las que reciben directamente la radiación del sol) puede conseguir un 20% de ahorro en la energía necesaria en calefacción y climatización.

También se están sustituyendo los ascensores existentes en edificios comunitarios de cierta antiguedad por otros de reciente fabricación y de menor consumo. El consumo actual en edificios grandes alcanza cifras de 5.000 a 7.000 kWh anualmente.

El Plan Renove ha conseguido desde el año 2006 la sustitución de más de tres millones de electrodomésticos y otros equipos. El ahorro conseguido equivale al consumo anual de 700.000 hogares, según los datos del IDAE.

Además, no solamente hay que considerar el ahorro económico sino el beneficio medioambiental. Cada vivienda es responsable de la emisión de 5 toneladas de CO2 a la atmósfera, por lo con estas medidas de eficiencia energética cada uno de nosotros podemos poner nuestro granito de arena en la protección del medio ambiente.

En los artículos siguientes vamos a explicar cómo estimar el consumo de energía en nuestros hogares, y daremos diversos consejos para reducir el consumo en iluminación, climatización y agua. Además hablaremos de cómo sustituir nuestros antiguos electrodomésticos por otros nuevos con etiquetado energético.

¡Esperamos que os sea útil esta serie de artículos!

Imagen cabecera. Fuente: IDAE

Conozca la tarifa con Discriminación Horaria

RelojHoy hablaremos sobre la discriminación horaria, o dicho de otra forma, como ahorrar en la factura eléctrica adaptando nuestro consumo al precio de la electricidad. Lee atentamente, este artículo te puede ayudar a reducir el coste de tu factura hasta un 40%, para pensárselo, no?

Las tarifas que tiene la mayoría de la gente establecen un precio fijo por kWh consumido. Sin embargo, poca gente sabe que se puede realizar un contrato que establezca un precio diferente para cada tramo horario, esto se conoce como tarifa con discriminación horaria, frente a la tarifa normal sin discriminación horaria.

De esta forma se puede adaptar el perfil de consumo a la tarifa contratada y desplazar las tareas de mayor consumo (lavadora, lavavajillas, encimera eléctrica, etc) a aquellas franjas horarias en las que el precio de la energía es menor.

De acuerdo con la legislación vigente se establecen dos franjas horarias para potencia contratada de hasta 15 kW (si quieres saber más sobre la potencia contratada pulsa aquí ), y tres franjas horarias para potencia superior a 15 kW.

Para potencias inferior a 15 kW, que es lo habitual en los hogares domésticos y en la mayor parte de las PYMES como oficinas y pequeños comercios, los periodos tarifarios establecidos se denominan valle y punta. El periodo valle (que es más barato) ocupa 14 horas al día, y se prolonga desde las 22 horas hasta las 12 horas del día siguiente en verano, y desde las 23 horas hasta las 13 horas del día siguiente en verano. De esta forma, el periodo punta ocupa 10 horas al día, desde las 12h a las 22h en invierno y desde las 13h y 23h en verano. Los cambios de horario de invierno a verano o viceversa coincidirán con la fecha del cambio oficial de hora. Os recordamos que el siguiente cambio a horario de invierno es el 30 de octubre de 2011.

Para ver un poco mejor este horario, lo mostramos en una gráfica, así tendremos bien claro cuando pagamos más por la energía que consumimos.

Franjas horarias
Franjas horarias

¿Cuánto cuesta? Para potencias contratadas inferiores a 10 kW y tarifas de último recurso, se puede contratar la tarifa TUR sin discriminación horaria (14 céntimos de € por kWh aproximadamente) o TUR con discriminación horaria (alrededor de 17 céntimos en punta y 6 céntimos en valle). Se puede observar que el coste de la energía es casi un 60% inferior en periodo valle que en punta. Para saber si estamos haciendo un buen negocio con nuestro cambio es conveniente que conozcamos nuestro consumo, como sabemos que ir apuntando que tenemos encendido cada vez durante las 24 horas del día no es operativo te proponemos hacerte con un monitor de consumo que te ayudará con tus cálculos. Si quieres uno, en nuestra tienda tenemos modelos que se conectan a internet y otros con los que exportas los datos a tu PC, así conocerás mejor tu consumo y podrás actuar sobre él.

¿Quieres saber más?Para tarifas a mercado (la alternativa a TUR) la denominación de las tarifas es diferente. Para una potencia contratada igual o inferior a 10 kW, las tarifas se denominan actualmente 2.0A sin discriminación horaria y 2.0 DHA con discriminación horaria. En el caso de que la potencia contratada sea entre 10 kW y 15 kW, las tarifas pasan a denominarse 2.1A y 2.1DHA. Para potencias superiores a 15 kW la tarifa se denomina 3.0A.

Si tienes una potencia alta (más de 15 kW) el precio de la energía para los distintos periodos tarifarios en el caso de libre mercado es variable, aunque se mantiene una diferencia similar entre franjas valle (con menor consumo) y franjas punta (con mayor consumo).

¿Qué puedes hacer para cambiarte? Ponte en contacto con tu compañía comercializadora, (su número de teléfono aparecerá en tu factura eléctrica) y solicita más información sobre los costes y condiciones, una vez tomes la decisión, solicita el cambio.   La contratación de suministro de energía con discriminación horaria requiere instalar un contador de energía que permita diferenciar el consumo realizado en cada franja horaria.

¡Recuerda que también puedes entrar en nuestro foro e intentaremos resolver todas tus dudas! Y si ya te has cambiado, entra y cuéntanos tu experiencia, seguro que ayudas a muchos foreros indecisos! Nuestro próximo artículo te explicará más sobre la Tarifa de Último Recurso (T.U.R) y el Mercado Libre.

Entrevista: Juan Luis Plá de la Rosa, Jefe del Dpto. de Transportes del IDAE

Juan Luis Plá de la Rosa“El uso del vehículo eléctrico supone un importante ahorro en energía y mantenimiento”

En 30 Segundos

Nacido en Sevilla en 1963, es Ingeniero Superior de Minas y Diplomado en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. En 1997 se incorpora a IDAE como responsable del Programa de fomento de las inversiones en energías renovables y eficiencia energética en las PYMES.

Después de pasar por la jefatura de diversos departamentos de IDAE, en 2006 se hace cargo del Departamento de Transporte desde donde se han llevado a cabo las principales actuaciones de promoción del vehículo eléctrico en España, en especial el Proyecto Piloto MOVELE. Además es participante habitual en conferencias y cursos sobre eficiencia energética en el transporte y del vehículo eléctrico, en Universidades e Instituciones nacionales e internacionales.

¿En qué consiste el proyecto MOVELE?

El Proyecto MOVELE ha sido una experiencia piloto integral, gestionada y coordinada desde el IDAE, que perseguía la introducción en el plazo de dos años (2009 y 2010), y preferentemente dentro de entornos urbanos, de 2.000 vehículos eléctricos de diversas categorías, prestaciones y tecnologías, en un amplio colectivo de empresas, instituciones y particulares, así como la instalación de, al menos, 500 puntos de recarga para estos vehículos en tres de las principales ciudades de España.

El Proyecto se enmarca dentro del Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011 aprobado por el Consejo de Ministros en Agosto de 2008, el cual encargó a IDAE la puesta en marcha de un proyecto piloto de introducción de vehículos eléctricos en España. MOVELE ha contado con una dotación de 10 millones de euros, de los cuales 8 millones se destinaron a ayudas para la adquisición y uso de vehículos eléctricos y 2 millones a ayudas para la creación de infraestructuras públicas de recarga y gestión. Además el proyecto ha llevado a cabo las primeras adaptaciones legislativas necesarias para fomentar la introducción del vehículo eléctrico en nuestra flota, como por ejemplo la modificación de la Ley de propiedad horizontal para facilitar la instalación de puntos de recarga de Vehículos Eléctricos (VE) en las plazas de garaje de comunidades de vecinos.

El IDAE ha sido la entidad designada por el Ministerio de Industria para llevar a cabo la gestión del proyecto MOVELE. El Consejo de Administración del IDAE aprobó en septiembre del 2008 la ejecución del  proyecto piloto de demostración de la movilidad eléctrica en entornos urbanos, y desde entonces la labor realizada por la entidad ha sido amplia y extensa para cumplir con los objetivos marcados:

  • Demostrar la viabilidad técnica y energética de la movilidad eléctrica en los entornos urbanos mediante la adopción de un conjunto de acciones que suavicen los obstáculos existentes para su desarrollo, posicionando a España entre las escasas experiencias reales de demostración de estas tecnologías.
  • Activar, dentro de las administraciones locales implicadas, medidas impulsoras de este tipo de movilidad: desarrollando una infraestructura pública de recarga en las calles, facilitando la circulación para vehículos eléctricos, reservando plazas de aparcamiento, permitiendo la circulación por carriles bustaxi, reduciendo las cargas fiscales, etc.
  • Implicar a empresas del sector privado en la introducción del vehículo eléctrico: empresas eléctricas, empresas de seguros y de financiación, empresas de servicios energéticos, etc.
  • Servir de base para la identificación e impulso de medidas normativas que favorezcan esta tecnología: medidas fiscales y económicas en la compra o uso de los vehículos, tarifas preferentes en el suministro de la energía, modificación de normas que impidan su evolución (acceso a puntos de recarga en viviendas comunitarias, en las calles, homologación, seguridad, …), etc.

Una de las iniciativas más interesantes son las ciudades MOVELE, ¿en qué consiste?

MOVELE ha contado con una dotación de 10 millones de euros

Uno de los elementos claves para el éxito del Proyecto MOVELE ha sido la localización de aquellas ciudades que podían ofrecer “a priori” mejores condiciones para el uso e implantación de los vehículos eléctricos, así como el apoyo para la creación de unas condiciones favorables que permitiesen construir y operar una red de estaciones de suministro de energía eléctrica que hiciese técnicamente viable el uso de los mismos. En base a esta premisa, IDAE procedió a invitar a aquellos municipios españoles con más de 300.000 habitantes, a participar como ciudades interesadas en promover e instalar estas redes de recarga para vehículos eléctricos. De los 13 municipios contactados, a la fecha límite señalada, solo 3 manifestaron su interés en participar en esta iniciativa: Sevilla, Madrid y Barcelona.

Estas tres ciudades firmaron sendos Convenios de Colaboración con el IDAE, por el cual se comprometen a ejecutar y poner en funcionamiento una red piloto de estaciones de recarga de uso público en sus entornos urbanos, como paso previo e imprescindible a la introducción de estas tecnologías de movilidad. La aportación de IDAE a la colaboración financiera en las inversiones asociadas a estos Convenios de Colaboración es de 1.017.000 € dentro del presupuesto aprobado para el Proyecto MOVELE. Atendiendo a las propuestas presentadas, a final de 2011 se habrán instalado 546 puntos de recarga de acceso público en estas ciudades.

Ya se ha cumplido el plazo del proyecto MOVELE 2009/2010, ¿qué balance realizáis?

Sin lugar a dudas el balance del Proyecto piloto es muy positivo, puesto que ha sido el germen de una iniciativa mucho más ambiciosa como es la Estrategia Española de Impulso del Vehículo Eléctrica 2010-2014 que por su impacto, deberá suponer la consolidación de estas tecnologías de movilidad en nuestro país. Aparte de los datos cuantitativos de mayor o menor nivel de cumplimiento sobre los objetivos iniciales, lo más destacado del proyecto piloto ha sido hacer conocer al conjunto de la sociedad las oportunidades que suponen estos vehículos para un país como el nuestro, y también dar a conocer al resto del mundo, el interés y la voluntad de España por participar en primera línea en estos desarrollos.

En cuanto al despliegue de la red de puntos en el marco del programa MOVELE es necesario destacarse el importante “efecto llamada” que ha tenido MOVELE sobre otros municipios y entidades privadas, que han hecho suyas las premisas del proyecto y están promoviendo la instalación de puntos a través de iniciativas propias. La red nacional de recarga se constituye así como infraestructura extensa que no deja de crecer y que suma actualmente un total de 546 puntos de recarga, todos ellos de uso público (consular el MAPA en:  http://www.idae.es/PtoRec/).

En cuanto a la incorporación de vehículos eléctricos en el marco del programa, el balance a fecha de hoy es de 1.033 vehículos con ayuda tramitada y resuelta positivamente (vehículos matriculados y subvencionados). A fecha de cierre del programa, se habían recogido un total de 1.530 peticiones de ayudas para vehículos, aunque el saldo definitivo no se conocerá hasta que se termine de recibir y revisar toda la documentación solicitada en las bases de la convocatoria.

¿Qué otras iniciativas  se están llevando a cabo para promover el vehículo eléctrico?

Como he indicado anteriormente en España el proyecto MOVELE ha sido pionero, y ha servido de germen para un programa mucho más ambicioso de apoyo a la movilidad eléctrica. Digamos que ha sido la avanzadilla de lo que hoy es ya una realidad, el Plan Integral para el Impulso al Vehículo Eléctrico en España estructurado en una Estrategia consensuada por todos los agentes afectados del sector y dos planes de acción ejecutivos. El primero de ellos se desarrollará en el periodo 2010 a 2012, de hecho pasa conocerse como PLAN MOVELE, y sus resultados servirán de base para el siguiente plan de acción de 2012 a 2014. En este Plan, el pasado 9 de mayo se publicó el Real Decreto 648/2011 por el que se regula la nueva concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos durante 2011. Este nuevo programa de ayudas está dotado con unos fondos totales de 72 millones de euros y pretende incentivar la venta de vehículos eléctricos de diversas categorías y prestaciones, entre un amplio espectro formado por entidades y personas físicas o jurídicas, de naturaleza pública o privada, para un objetivo de 20.000 vehículos eléctricos circulando en España, al terminar el año. En la misma fecha de aprobación de este Real Decreto, se aprobó la formalización de una nueva figura en el mercado eléctrico (el Gestor de Cargas) que permitirá movilizar nuevos agentes destinados al mercado del suministro de energía a los vehículos eléctricos.

El coche eléctrico es perfectamente solvente, técnica y económicamente

En cuanto a la promoción e instalación de puntos de recarga, desde principios de 2011 y en el marco de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España (E4), IDAE ha canalizado una propuesta de medida prioritaria para el Desarrollo de infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos (VE)a las Comunidades Autónomas, por la cual se pretende promover el desarrollo de infraestructura para la recarga del VE, tanto vinculada (flotas de empresas y particulares), como de uso público (promoción privada o pública). Todo ello se está  materializando en forma de convocatorias públicas de ayuda de ámbito autonómico que cada comunidad aprueba, como son los casos de Aragón, Castilla y León, Islas Baleares y Valencia.

Finalmente, el Ministerio trabaja intensamente en un borrador de Real Decreto de Infraestructuras para la Implantación del vehículo eléctrico, que pretende facilitar la adaptación progresiva de las instalaciones eléctricas en base a unas especificaciones técnicas que posibiliten la carga segura de los vehículos eléctricos en cualquiera de las situaciones que puedan presentarse, previendo la instalación de puntos de recarga suficientes. Para ello se incluirán obligaciones y condiciones tanto en emplazamientos públicos como en los particulares, ya sea en obra nueva o en la ya existente. Cabe citar en este sentido, la incorporación de una nueva ITC MI-BT 052 “Instalaciones con fines especiales. Instalaciones de infraestructura de recarga del vehículo eléctrico”, que posibilite la alimentación eficiente y segura de los puntos de carga en la ampliación del actual Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

En su opinión, ¿cuál es el principal escollo para el desarrollo del coche eléctrico? ¿Y cómo se está solventando?

Hay una barrera decisiva que es el sobrecoste de un vehículo eléctrico frente a uno convencional de similares prestaciones. Si bien las ventajas de la tracción eléctrica son más que evidentes, aún no son suficientemente valoradas por la sociedad, que sigue percibiendo el vehículo eléctrico como un artículo de lujo. En determinados usos y aplicaciones, el coche eléctrico es perfectamente solvente, técnica y económicamente. La fiabilidad de estos vehículos es alta, con motores muy conocidos y probados y con sistemas de baterías con años de aplicación en diferentes sectores. No obstante, si bien la limitada autonomía de las baterías impiden al coche eléctrico cubrir determinados rangos de movilidad (largas distancias, transporte de mercancías pesadas, etc…), sí representa una clara alternativa sustitutoria para el ámbito urbano y periurbano, donde la autonomía disponible es más que suficiente (debe recordarse que en Europa, más del 80% de los desplazamientos diarios en coche, son inferiores a los 60 kms. cifra ampliamente superada por diferentes modelos ya disponibles en el mercado).

Esta diferencia de coste entre un vehículo térmico y un vehículo eléctrico, consecuencia principalmente del alto coste de las baterías y de no haberse alcanzado aún una economía de escala, es lo que hace necesario incentivar la compra de estos vehículos mediante planes de ayuda públicos que compensen este coste adicional. Aún así es importante recordar que el uso del vehículo eléctrico supone un importante ahorro en energía y mantenimiento durante su vida útil, por la mayor eficacia energética del VE y su sencillez constructiva.

A medio plazo, las “electrolineras” permitirán ampliar la autonomía mediante cargas ultrarrápidas o el cambio de las baterías.

En definitiva las medidas de fomento del VE del Gobierno español, reflejadas en la Estrategia Integral de Impulso del Vehículo Eléctrico en España, van en el camino de superar los obstáculos que se han detectado para su introducción de forma eficaz en nuestro mercado. Básicamente las medidas se centran en incrementar la oferta de vehículos, impulsar la demanda en los nichos de mercado más adecuados (preferentemente flotas), favorecer el desarrollo de infraestructuras de recarga y su normalización, y potenciar la comunicación a la sociedad de las capacidades de estas tecnologías.

El desarrollo del mercado se estima que estará muy ligado al incremento de las capacidades técnicas de estos vehículos y, sobretodo a la reducción de costes de adquisición y uso. Pensamos que inicialmente serán flotas de servicios urbanos y periurbanos y flotas públicas las que incorporen estos vehículos y paulatinamente la reducción de costes, especialmente de las baterías, permitirá la introducción en el mercado de particulares/ciudadanos. Por otra parte pensamos que la recarga energética de estos vehículos, se hará mayoritariamente en los aparcamientos propios del usuario (vivienda o lugar de trabajo), existiendo redes públicas que permitirán la recarga en un menor plazo de tiempo. A medio plazo, las “electrolineras” permitirán ampliar la autonomía mediante cargas ultrarrápidas o el cambio de las baterías.

Por último, ¿cuál es la perspectiva de futuro en la utilización del vehículo eléctrico?

A nivel mundial, la Agencia Internacional de la Energía estima que las ventas de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en 2015 superaran los 1,3 millones de unidades, y en 2020 las ventas serán superiores a los 34 millones de unidades, para alcanzar en 2050 los 100 millones de unidades anuales. En España, la Estrategia estima disponer a finales de 2014 de 250.000 vehículos eléctricos y en 2020 la flota de estos vehículos rondaría el 10% de la flota total en España, lo que supone aproximadamente 2,5 millones de vehículos eléctricos.

Vía Ambientum

Guía práctica de la energía del IDAE

El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) viene publicando esta guía desde 2004, habiendo publicado ya en 2010 la 3ª edición, que es la que presentamos aquí hoy.

En Efimarket estamos comprometidos con el ahorro energético y fundamentalmente con el ahorro de electricidad, que es la energía más ampliamente utilizada en el hogar y la pequeña empresa, y la que ha sufrido un espectacular crecimiento en el precio durante los últimos años.

Desde Efimarket, como empresa colaboradora con el IDAE en la divulgación de la cultura de la eficiencia energética, las energías renovables, y el ahorro energético, os recomendamos esta “Guía práctica de la energía” y la ponemos a vuestra disposición en el siguiente enlace:

Guía práctica de la energía : consumo eficiente y responsable (3ª ed.) (2,47 Mb – PDF)

Actualización octubre 2011: Tercera edición revisada y actualizada.

La bestia silenciosa del consumo eléctrico: descodificadores de TDT

Decodificador TDTNos ha llamado poderosamente la atención esta interesante entrada de Microsiervos, en la que se comenta  [PDF] un estudio del Natural Resources Defense Council (NRDC) de EEUU, en el que alertan sobre uno de los más inesperados ladrones de energía invisibles que habitan en los hogares: el descodificador de TDT.

Normalmente, si no tenemos implementada algun sistema de eliminación del standby (ver en tienda), el TDT suele estar conectado todo el día, y aunque sus consumos son pequeños, al dilatarse durante 24 horas al día y 365 días al año, llegan a representar un coste para la economía del hogar de hasta 50€/año (en Europa suelen ser algo más eficientes, y el coste puede llegar a tan solo 20€/año, que aun así no es despreciable, sobre todo si tenemos varios).

Estad atentos a los ladrones de energía, podeis ahorraros unos buenos euros al año si los identificais y poneis coto, utilizando soluciones adecuadas como los eliminadores de standby.

La llegada del Autoconsumo: en 2012 los hogares podrán generar su propia energía

Casa con paneles fotovoltaicosLa normativa actual no permite el autoconsumo. El Gobierno lo autorizará en breve pero es posible que no sea hasta 2015 cuando esta opción suponga un gran ahorro para el consumidor. ¿Cómo hay que preparar el hogar?

Hoy por hoy, la normativa actual no permite consumir energía renovable producida en el hogar, siempre y cuando la vivienda, la empresa o la industria no esté aislada de la red. Y, además, no compensa económicamente. Sin embargo, en cuestión de unos años el autoconsumo resultará más rentable que acudir a las compañías eléctricas, sobre todo cuando el precio de la electricidad no deja de subir y el coste de producir electricidad con renovables y la tarifa bajan. Ante este panorama, el Ministerio de Industria ultima una normativa que permitirá legalizar el autoconsumo renovable en cuestión de meses. Porque se espera que a finales de junio se publique un Decreto sobre la Conexión y en el plazo máximo de seis meses un posterior Decreto sobre Autoconsumo. Aunque también hay escépticos en este tema que piensan que no se culminará durante este Gobierno.

Una vez aprobado, ¿en qué momento merecerá la pena apostar por el autoconsumo y cómo hay que equipar el hogar para ello?

Previsiblemente, la futura normativa se basará en el balance neto; es decir, que por cada kilovatio hora que se vierta a la red se podrá consumir otro kilovatio de forma gratuita y sin contraprestación.

¿Qué sucede en vacaciones?
De modo que si una familia opta por el autoconsumo y se va de vacaciones un mes, la energía producida, pero no consumida, se podrá verter a la red. Una vez de vuelta, la familia podrá consumir de la red los mismos kilovatios que generó en su ausencia de forma gratuita. Así, durante un tiempo no tendrá que pagar por encender la luz a las diez de la noche, por ejemplo. Hasta ahí, todo bien. De hecho, de aprobarse así, es mejor de lo que gran parte del sector se esperaba en un principio. La única duda es el plazo, así como en cuánto tiempo se recortarán los trámites administrativos para hacer las instalaciones de menos de 100 kilovatios. En un principio se piensa que será un año, de modo que si una familia se va de su casa, podría en un plazo de un año consumir gratuitamente el total generado por sus instalaciones limpias. Transcurrido ese tiempo, todos esos «créditos eléctricos» los perdería.

Respecto a cuándo saldrá más rentable optar por el autoconsumo que comprar la electricidad a las compañías eléctricas, la situación puede ser muy diversa. En un principio, la paridad en las instalaciones grandes fotovoltaicas (las de los techos de las naves industriales, por ejemplo) se alcanzaría entre 2012 y 2013, fecha en la que saldría rentable acogerse a este balance neto. Aunque seguro que alguna que otra compañía ve en esta posibilidad la oportunidad de dar ya hoy un plus verde a su empresa.

Para los hogares, la paridad se calcula que se alcanzará en 2015. Lógicamente, «ésta se alcanzará antes o después según se incremente la demanda fotovoltaica. Si se hacen muchas instalaciones fotovoltaicas en los hogares, esa paridad llegaría antes», explica Javier García Breva, director de Energía de Arnaiz Consultores y presidente de la Fundación Renovables. En cualquier caso, será entonces cuando las familias puedan llegar mejor a fin de mes si producen y consumen su propia energía, en vez de comprársela a las eléctricas. Para ello, además de tener una instalación de entre 5 y 10 kW en el caso de una vivienda unifamiliar, sólo tendrán que hacerse con un contador eléctrico bidireccional.

Existe también otra opción para todos aquellos que siguen siendo un tanto escépticos a la hora de invertir en renovables. Solicitar a la eléctrica que pague la instalación limpia y tenerla a modo de alquiler con la compañía, que percibirá las ganancias durante determinado tiempo.
Otra opción que se podría barajar (fuera ya las normativas que se están ultimando) es producir energía en casa y almacenarla en baterías. Sin embargo, «hoy esa opción resultaría cara. El precio irá bajando a medida que las tecnologías de acumulación sean más competitivas», reconoce Breva, escéptico con que se logre hacer todas las normativas antes de marzo de 2012.

¿Qué sucede en otros países?
Este sistema de balance neto es muy similar al de otros países. «En unos 40 estados de EE UU tienen este balance neto de electricidad que allí lo llaman crédito eléctrico», explica Tomás Díaz, de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF). Japón utiliza también un sistema de balance neto similar pero de ámbito municipal. Otros países que permiten el autoconsumo son Italia, Alemania y Bélgica. «En Alemania, por ejemplo, se paga una prima inferior a la convencional y con lo que te ahorras y la prima que te dan, te sale rentable. En Italia se abona el doble y no se paga por los que consumes. Y en Bélgica el sistema es un tanto complicado, ya que aplican un sistema híbrido de primas y certificados verdes», añade Díaz.

Ejemplos de autoconsumo por tanto ya hay en nuestro entorno. Y aunque hoy no salga rentable, en unos años la realidad será bien diferente para el consumidor.

Fuente: La Razón

Acumuladores eléctricos tras la eliminación de la tarifa nocturna.

Hola, mi duda es la siguiente: antes tenia tarifa nocturna pero me quitaron el contador y no se si los acumuladores electricos que se encendian por la noche funcionan de la misma forma.

Y otra pregunta: ¿cómo puedo calcular a partir de la potencia los euros que me cuesta un aparato? ¿Que fórmulas se utiizan? Por ejemplo.si una estufa tiene 2000w y funciona 5 horas al dia ¿cuanto es ese consumo en dinero?

Jose, vía email


Estimado Jose:

Cuando quitaron la tarifa nocturna creo recordar que la cambiaron por la de discriminación horaria. Como sabes la diferencia es que la energía en cada periodo es mas cara, y que los findes de semana se mantienen los 2 periodos de entresemana. El contador te lo habrán cambiado por otro. Los acumuladores, si los tenias programados para activarse de noche, no tienen ningun problema, lo seguirán haciendo en periodo valle.

En cuanto a cómo calcular en euros tu consumo, debes realizar la siguiente operación, que te dará un resultado bastante aproximado, aunque no exacto: potencia nominal del dispositivo (en kW) x horas de funcionamiento (h) x coste kWh de la energía (€).

El ejemplo que nos indicas: una estufa de 2kW (2000W) durante 5 horas al día, a un precio de 0,15€. Si la estufa no tuviera termostato (lo cual no es común: suelen tenerlo e ir apagando y encendiendo en función de la temperatura de la estancia) y generase esos 2kW de calor en continuo, el coste sería: 2kW x 5h x 0.15€ = 1.5€.

Una forma más exacta de calcular esos consumos es mediante monitores energéticos. Visita la tienda de Efimarket.com para conocer qué modelos pueden serte útiles para ese cometido.

Si tienes alguna otra duda, aquí estamos para ayudarte!