Qué tipo de luz necesitamos en cada estancia de la casa

En Efimarket te explicamos qué tipo de iluminación es más adecuada para el salón, el dormitorio, la cocina y el baño, según las exigencias de cada uno de ellos.

La luz es capaz de crear distintos ambientes, transmitir emociones e incluso modificar la percepción visual de un espacio, y todo ello cumpliendo además con su rol práctico: permitir desarrollar las actividades cotidianas. Para iluminar un espacio interior lo ideal es combinar una buena iluminación general con luces puntuales y otras decorativas, dando a cada estancia la luz que necesita para sus distintos usos.

En Efimarket te explicamos qué tipo de iluminación es más adecuada para el salón, el dormitorio, la cocina y el baño, según las exigencias de cada uno de ellos.

Salón

En el lugar donde más tiempo pasamos, es importante integrar el confort visual y la comodidad en la iluminación. Lo ideal es iluminar toda la estancia con una luz general no muy intensa. Podemos usar lámparas de techo, plafones de superficie o focos empotrados. Otra opción son los apliques de pared que lanzan el haz de luz hacia el techo, consiguiendo una agradable luz ambiental. La zona de lectura y el comedor necesitan iluminación puntal para completar, por lo que conviene optar por la iluminación decorativa.

Dormitorio

Para favorecer el descanso es importante que la luz no sea muy intensa ya que las sombras ayudan a que la vista se relaje. Lo mejor es optar por una luz general indirecta, con una lámpara de colgar o focos en el techo. En las mesillas, una luz puntual directa con una lámpara de sobremesa o apliques. Para el armario o vestidor, lo ideal es contar con una iluminación general y en ese caso evitar las sombras. En general lo más adecuado para estos espacios son los focos empotrados.

Cocina

Debe contar con una luz general uniforme, que no de calor y consuma poco, como empotrables, paneles led o fluorescentes. En la zona de trabajo, es ideal una luz directa bajo los armarios superiores. Dentro de los armarios se pueden colocar regletas y otras soluciones led a pilas. Y para la mesa del office, una lámpara de colgar.

Baño

Además de una iluminación general en el techo con plafón o focos, es importante contar con una luz puntual en la zona del lavabo que debe de tener el Índice de Protección adecuado: IP44. Si hay un espacio diferenciado para la bañera o ducha, una luz ambiental contribuirá a la relajación, en este caso el Índice de Protección recomendado es IP65.