Un semillero con una caja de frutas

consumo coche electrico
Con una caja de fruta de madera y unos cuantos productos baratos y fáciles de conseguir podrás hacer este bonito semillero-invernadero y comenzar tu “carrera” como horticultor urbano o incluso implicar a tus hijos. Ciertas especies se empiezan a plantar en primavera, pero ahora que es verano aún hay tiempo para cultivar una segunda tanda… Y para empezar, con las de otoño.

Qué necesitas

  • Una caja de fruta en buen estado.
  • Listón de madera de 12 x 27 mm de sección.
  • Papel de lija de grano medio.
  • Tablero de contrachapado de 5 mm de grosor.
  • Selladora sintética.
  • Adhesivo de montaje.
  • Esmalte para exterior verde manzana y naranja.
  • Pintura de pizarra.
  • Varilla de espiga de haya de 6 mm de diámetro.
  • Plástico grueso transparente.
  • Precinto transparente, pinzas de ropa y tiza.
  • Herramientas: sierra de costilla, sierra de calar con hoja para contrachapado, tijeras y brochas. (Encontrarás estos materiales en los centros de bricolaje de Leroy Merlin).

Cómo hacerlo

1-Limpia la caja y corta el listón de madera en cuatro segmentos iguales para las esquinas. Deben tener 30 cm de largo cada uno. Líjalos un poco y pégalos a las esquinas con wadhesivo de montaje.

2-Sierra la varilla de espiga en secciones de 20 cm y corta el tablero en trozos de 10 x 6 cm con la sierra de calar. Pega las varillas a los tableros con adhesivo de montaje para hacer los carteles.

3-Aplica selladora sintética por el interior y el exterior de la caja con la brocha, y deja secar. Pinta la caja combinando los dos colores (o los que a ti más te gusten), dando dos manos por dentro y por fuera.

4-Cuando la pintura esté seca, forra el fondo y los laterales interiores de la caja con plástico. Pégalo con adhesivo de montaje para que no se suelte. Haz unos agujeritos en la base para el drenaje.

5-Coloca más plástico por encima de la caja y sujétalo con pinzas como en la foto. Este plástico hará las veces de “invernadero”. Córtalo con cuidado y pega las esquinas con precinto, sujetando bien con unas pinzas.

6-Levanta la cobertura de plástico y rellena la caja de tierra. Corta a la medida los separadores, píntalos con selladora y esmalte y colócalos después de verter la tierra. ¡Ya podéis empezar a plantar!