10 formas de enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente

¿Sabías que cada año mueren más de 3 millones de niños menores de cinco años por causas relacionadas con el medio ambiente, según la OMS? Te enseñamos 10 formas de enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente y a valorar el planeta. A veces es difícil que entiendan el cambio climático, la contaminación, qué es el agujero de la capa de ozono… pero nunca es demasiado pronto para inculcarles hábitos saludables para que en un futuro contribuyan a que estos problemas desaparezcan. Y tú, ¿sabes cómo enseñar a los niños a valorar el planeta?

10 formas de enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente

como-enseñar-a-los-niños-a-cuidar-el-medio-ambiente

 

1. Utiliza el transporte público (y explícales por qué)

A pesar del Protocolo de Kyoto, las emisiones de CO2 siguen aumentando. Los viajes en coche suponen la mitad de las emisiones totales de CO2 procedentes del sector del transporte… y la mayoría proviene de los viajes de casa al trabajo/escuela y viceversa.

Utilizar el transporte público y educar a los más pequeños a usarlo no sólo cuida el medio ambiente a corto plazo sino que fomentará que los niños lo respeten al crecer. Además, si tu economía lo permite puedes comprar un coche eléctrico: no producen contaminación atmosférica ni sonora, además no utilizan gasolina y a largo plazo supone un importante ahorro de dinero. Hoy en día se ha solucionado el problema de recargar los coches eléctricos y hay diferentes alternativas, incluso puedes tener tu propio punto de recarga. Puedes informarte aquí.

2. Consume alimentos de temporada en casa

Un consejo para enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente es enseñarles a consumir productos de temporada. Los supermercados adquieren todo tipo de alimentos de otros países, traídos desde lejos: esto requiere gran cantidad de recursos y energía. Los alimentos autóctonos y de temporada requieren menos energía, tanto en su cultivo como en su transporte. También son más nutritivos porque pasan menos tiempo viajando y no pierden sus propiedades.

También es una forma de enseñarles la importancia de una buena alimentación, fomentar el conocimiento de la naturaleza  y revaloriza el importante trabajo de los agricultores.

3. Recicla tú y enseña a los niños a reciclar

Separar es una de las maneras más cotidianas y útiles de combatir el calentamiento global, y si se explica de la manera adecuada, concienciará a los niños para ser responsables del medio ambiente en el futuro. Cada año se crean inmensas islas de basura en los océanos que causan la muerte de 1.000.000 criaturas marinas por su contaminación.

El hábito de separar plástico, metal, vidrio, papel y pilas… puede crearse mediante juegos o cuentos. Enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente es una inversión de futuro para nuestro planeta.

4. Lleva siempre tus propias bolsas

Lleva tus propias bolsas ecológicas (preferiblemente de tela) cuando vayas al supermercado o a hacer tus compras. Los niños lo percibirán como algo normal e imitarán la conducta de sus padres: de esta forma crearás un hábito que se prolongará cuando los pequeños crezcan. Es importante explicarles que una sola bolsa de plástico tarda más de 150 años en degradarse, y las consecuencias que los plásticos tienen para el medio ambiente, los hábitats y los seres vivos de todo el planeta. Explícale que preocupándote por la salud del planeta es un súper-héroe para su animal favorito.

5. Enseña a los niños a valorar el agua

Explicarles a valorar el agua desde pequeños es importante, y puedes concienciarlos a través de pequeños gestos: cerrar el grifo mientras se lava los dientes, que ayude a sus padres a fregar de forma eficiente como si fuera un juego, realizar pequeños concursos para ver quién gasta menos agua realizando un juego…

6. Respeta las áreas verdes: jardines, parques y bosques

De nada sirve enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente de forma teórica si en la práctica no se lleva a cabo: hay que predicar con el ejemplo o no servirá de nada. Respeta las áreas verdes, no tires basura y recoge los deshechos de tu mascota. Una buena idea es, si pasáis por una zona repleta de deshechos, hacer reflexionar al pequeño sobre cómo estaría el planeta si todo el mundo lo tratara así.

7. Usa el papel por las dos caras

Una forma de reutilizar el papel y reducir la deforestación es utilizarlo por las dos caras. Frecuentemente los niños realizan cada día innumerables garabatos y dibujos que luego se tiran a la basura. ¿Por qué no aprovechar las dos caras de la hoja para reducir el gasto de papel? Así puedes enseñar a los niños a cuidar del medio ambiente sin que dejen de divertirse y sin malgastar recursos.

8. Enséñales a utilizar envases para hacer juguetes

Una forma de estimular la creatividad de los niños es ayudarlos a hacer juguetes con cartón y envases. Seguro que disfrutan más creando una casita de muñecas con sus padres utilizando materiales reciclados que comprando el último juguete del mercado.

Aprovecha esta oportunidad para concienciarles de la importancia del reciclaje y pasar tiempo de calidad con ellos, prestándoles completamente tu atención y tu tiempo.

9. Fomenta su imaginación con manualidades de reciclaje

Una vez a la semana sentaos juntos para hacer manualidades de reciclaje para niños. Es una manera magnífica de pasar tiempo juntos y estrechar lazos, además de que ellos disfrutan realizando juegos y actividades con sus padres. Puedes aprovechar para seguir enseñándoles la importancia del medio ambiente y mostrarles cómo respetar el planeta.

10. Dale tú al medio ambiente la importancia que merece

Si para ti el medio ambiente no es prioritario, se notará en tus actos. Involúcrate tú mismo con el cuidado del planeta antes de pedírselo a tus hijos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.