Capital Chino y Alemán construirán 51MW fotovoltaicos en Córdoba… sin prima!!

Una gran noticia. Después de conocer hace unos días la noticia de la primera gran planta fotovoltaica que se construirá sin prima, tras la moratoria del régimen especial, conocemos una nueva iniciativa en esa misma dirección. En esta ocasión, el municipio cordobés de Posadas, en la Vega del Guadalquivir, es el lugar elegido para la construcción de una planta solar fotovoltaica de 51 MW, en la que se invertirán en torno a 40 millones de euros. La instalación funcionará sin prima, vendiendo la electricidad producida a precio de mercado.

La planta ya tiene nombre. Se llamará Gamonerejo 36 Posadas. Es un proyecto que cuenta con el beneplácito de la eléctrica que opera en la zona y del ayuntamiento, y sólo falta la autorización de industria. No sorprende que el ayuntamiento de Posadas se sume a los municipios de la Vega del Guadalquivir que optan por la puesta en funcionamiento de instalaciones renovables, termosolares y fotovoltaicas fundamentalmente. Son los casos de Fuente Palmera, Almodóvar del Río, Guadalcázar, La Carlota o Palma del Río.

Lo que tal vez sí sorprende es la identidad de quien promueve el proyecto. El alcalde de Posadas, Antonio Ortega, ha explicado a Energías Renovables que se trata de “grupos de inversores chinos y alemanes con un excedente de placas solares fotovoltaicas”. La iniciativa está a punto, solo falta la autorización de industria. Según ha descrito el primer edil, los promotores del proyecto “solicitaron punto de conexión con Endesa Sevillana, que se lo concedió para 51 MW, y cuando lo tuvieron se pusieron en contacto con nosotros para tramitar la documentación y pedir la autorización urbanística”.

Empleo y liquidez para Posadas

Según este ayuntamiento, el permiso urbanístico está concedido. El lugar elegido son 140 hectáreas en las faldas del parque periurbano de la Sierrezuela, junto a la carretera que comunica Posadas y Hornachuelos. Son unos terrenos privados que se han arrendado por un periodo de 25 años, más otros 25, y en cuya negociación, asegura el alcalde, no ha querido intervenir.

Ese es el lugar destinado para una planta fotovoltaica de 51 MW de potencia y una inversión aproximada de 40 millones de euros, que se amortizará vendiendo en el mercado la electricidad que produzca. No habrá prima de ninguna clase, como ordena el Real Decreto-Ley que impone la moratoria renovable.

En el municipio la instalación se observa como una ráfaga de aire fresco que dará vida a Posadas. Asegura Antonio Ortega que por el momento no sabe cuánto obtendrá el ayuntamiento cada año, “porque esa cantidad va en función del IBI y del valor catastral final que se le adjudique a la planta”. Lo que sí ha calculado es que en concepto de tasas e impuestos por la construcción se ingresarán unos 2 millones de euros. Una cantidad significativa para un ayuntamiento con 7.500 habitantes que “nos va a permitir sanear las cuentas, facilitar el pago a los proveedores y tener la posibilidad de hacer alguna inversión”, asegura el alcalde.

El beneficio económico hay que sumar el laboral. Durante el periodo de construcción habrá trabajo para entre 200 y 300 personas, y cuando las obras estén finalizadas se crearán entre 15 y 20 empleos fijos para la operación y mantenimiento de la planta. Para que todo transcurra según lo previsto, el ayuntamiento aplicará una ordenanza que contempla beneficios por la instalación de energías renovables, por el número de puestos de trabajo y por empleos creados. Por el momento no hay fecha para el inicio de las obras.

Fuente: Energías-Renovables.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.