El Gobierno incentivará el cierre de plantas renovables

El Gobierno incentivará el cierre de plantas renovables

Por si no fuera suficiente el bloqueo al autoconsumo que se está estudiando ahora mismo en la CNE, previamente a su aprobación, ahora resulta que en la reforma eléctrica se incluye también un plan para que el Estado “ahorre” en primas para las renovables, cerrándolas. Para ello han creado  una serie de incentivos que sin duda tentarán a más de un propietario, después de los sucesivos recortes que han abocado a prácticamente la ruina a miles de inversores en esta tecnología. En el siguiente artículo del diario El Confidencial se entra en más detalles sobre esta enésima pifia esquizofrénica del Gobierno de Rajoy.

El Gobierno establecerá incentivos económicos para el cierre definitivo de determinadas instalaciones de energías renovables que tuvieran derecho a la percepción de retribución dentro del denominado régimen especial. Esta opción forma parte del real decreto enviado por el Ministerio de Industria a la Comisión Nacional de Energía dentro del nuevo marco de la reforma eléctrica aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

El cierre pactado se extiende también a las plantas de cogeneración de alta eficiencia y residuos, y tiene por objeto asegurar una reestructuración del mapa de las energías renovables que permita rentabilizar el nuevo régimen de subvenciones establecido por el Gobierno. Las futuras primas se pagarán en función de la vida útil de las centrales de producción con un máximo de 300 puntos básicos sobre el tipo de interés de las obligaciones del Estado a diez años. Al cambio, las primas no podrán superar el 7,5% anual.

De acuerdo con la memoria económica que acompaña al real decreto sobre renovables, el impacto económico y presupuestario de la nueva metodología supondrá un ahorro de 750 millones de euros en 2013, año en el que su aplicación se reduce lógicamente a la segunda mitad del ejercicio. El ajuste equivale en todo caso a poco más del 8% del régimen especial, estimado para este ejercicio en9.100 millones de euros.

El cierre incentivado de instalaciones de energías renovables y cogeneración sólo se hará efectivo cuando el coste del régimen retributivo de tales tecnologías “sea excesivo” en relación con los ingresos para el sistema en un escenario de estancamiento que afecte a la situación de las economías domésticas y a la competitividad de las empresas. Además, es preciso que no exista riesgo para la seguridad de suministro y que tampoco se vean comprometidos los objetivos en materia de energías renovables y ahorro y eficiencia energética.

Nuevas instalaciones, pero sólo por concurso

Además del nuevo marco retributivo de las instalaciones ya existentes, el real decreto establece también la remuneración específica para nuevas instalaciones eólicas y fotovoltaicas, si bien el Ministerio de Industria deja claro que la asignación de dicho régimen se realizará mediante un mecanismo de concurso. Este sistema no será obligatorio en el caso de los futuros parques eólicos en tierra que se puedan poner en marcha en Canarias.

La intención no es otra que optimizar la implantación de una tecnología cuyo desarrollo peninsular ha superado todas las previsiones, tanto en el número de megavatios como en el coste que dicha potencia instalada ha supuesto para el erario público. A partir de ahora, la retribución a pagar por el Estado deberá fijarse teniendo en cuenta la totalidad de la inversión, los costes de actividad y la energía que cada instalación va a generar. Acto seguido, el regulador procederá a calcular la aportación que corresponde a cada unidad de energía generada.

La reforma eléctrica supone un cambio radical del sistema de primas a las renovablesque incluye también nuevos procedimientos administrativos de carácter unitario. De esta forma se pretende acabar con la disfuncionalidad de un mecanismo que atribuía a las comunidades la autorización de las instalaciones dejando al Estado central la responsabilidad de la retribución a pagar. El Gobierno quiere evitar interferencias y discrepancias entre los actos dictados por las diferentes Administraciones, lo que traducido en pocas palabras supondrá el recorte de competencias a las autonomías.

3 respuestas a «El Gobierno incentivará el cierre de plantas renovables»

  1. Que le vamos a hacer, ya sabes como es el gobierno y donde tiene la cabeza metida.. y las manos en sus bolsillos, mientras la clase política actual desparece para dejar paso a una nueva clase política, los ciudadanos no podemos hacer mas que rezar por que Europa le meta caña con el autoconsumo…

  2. Gracias David, por tu comentario, y no podemos estar más de acuerdo. Ahora mismo la unica esperanza que hay es que desde Europa le den caña a la contra-reforma aprobada por estos criminales energéticos que nos gobiernan, porque estamos seguros que contraviene la directiva europea de eficiencia energética, además de los intereses de muchos fondos de inversión extranjeros, que ya están trasladando su malestar al Gobierno.

    Saludos!

  3. El Gobierno promulga hacia otros países que somos punteros en energías renovables, pero “en casa del herrero cuchillo de palo”. La nueva normativa afecta directamente a las condiciones económicas y jurídicas en la producción de energías renovables de forma negativa.

    Menos gasto energía renovable = Más gastos energía fósil

    El sector energético es el mayor responsable del conjunto de las emisiones de CO2. ¿No deberíamos incidir en este punto? Buscar soluciones coherentes y sostenibles….

    Las energías de origen renovable están totalmente afectadas por los recortes, las empresas del sector renovable “cierran la persiana”, pero paradójicamente, desde la Administración se apuesta por consumir la energía más cara de Europa, la fósil; como el Petróleo, Gas y Carbón que contamina mucho más.

    Un saludo….Pau

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.