El Ministro Soria confirma que el Gobierno recortará el umbral para la tarifa de último recurso

El Ministro Soria confirma que el Gobierno recortará el umbral para la tarifa de último recurso

Recaudar. Parece ser en lo único que piensa el Ministerio de Industria. Dinero como sea para pagar el pufo del déficit de tarifa, cercano ya a los 30.000 millones en total. Además de apretarle las tuercas a los grandes empresarios y empresas eléctricas, a través de nuevos impuestos, la voracidad recaudatoria se cebará, como no, con los contribuyentes. El ministro de Industria, José Manuel Soria, confirmó ayer en una entrevista concedida a la agencia Efe que rebajará el umbral de acceso a la tarifa de último recurso (TUR), actualmente establecido en potencias instaladas iguales o superiores a los 10 kilovatios (kw).

Soria indicó que el tope para abonarse a esa tarifa regulada por el Gobierno -en la actualidad, con unos veinte millones de clientes, hogares y pymes, principalmente- «deberá bajar al entorno comprendido entre 3 y 5 kw». Pero «si el umbral de acceso a esta tarifa se rebaja a tres kilovatios 16 millones (de usuarios) dejarán de tener derecho a la misma, mientras que si el corte se pone en 5 kilovatios, saldrán de la tarifa 5 millones».

Los clientes que están fuera de la TUR pagan más por la electricidad pues deben recurrir al mercado libre. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que los clientes que finalmente dejen de beneficiarse de la tarifa de último recurso pagarán hasta un 20 % más por el recibo de la luz.

Soria avanzó que esa reforma de la TUR no tiene fecha de aplicación: «La rebaja vendrá dentro de la reforma energética para la que no hay plazos, tardará lo que tenga que tardar porque se persigue un marco para los próximos 10 o 15 años», explicó el ministro.

Industria trabaja en la reforma estructural del sector para impulsar la competencia entre las compañías, ya que ahora «no hay mucha», y profundizar en la liberalización de este mercado, reduciendo el número de usuarios con derecho a tarifa. También se buscarán alternativas al pago de primas a renovables. «El sistema no puede soportar que estemos aumentado la capacidad de generación con primas, que sumarán 70.000 millones en 2020 si se incorporan todos los proyectos previstos».

Vía La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.