El SolPod, desecador de alimentos solar, tecnología social y sostenible

El dispositivo SolPod es un medio eficaz y de bajo coste para evitar el deterioro de los alimentos perecederos, cosa común en la mayoría de los países subdesarrollados. Emplea una tecnología pendiente de patente para aprovechar la energía solar con el fin de deshidratar frutas, verduras, especias, carnes,… alargando la vida útil de estas y permitiendo su almacenamiento. La deshidratación permite conservar los alimentos veinte veces más tiempo, lo que repercute en la posibilidad de ampliar su periodo de venta e incrementar así significativamente el nivel de ingresos de los agricultores del experimento.

El SolPod crea una corriente de aire caliente sobre los alimentos que se colocan en una cámara central y en altura durante el proceso. Requiere 

de sólo 6 horas para deshidratar más de 4,5 kilos de productos, a temperatura ambiente. Así se evitan otros métodos que llevan los alimentos a temperaturas de cocción, o métodos tradicionales que emplean humo tóxico y requieren de al menos cinco semanas de exposición al humo o a la luz solar.

El SolPod no requiere de electricidad, ni de partes móviles, por lo que es barato de producir, de mantener y de reparar.

FUNCIONAMIENTO DEL SOLPOD

Los materiales con los que está fabricado y su diseño le permiten atrapar una gran cantidad de calor del Sol. Este calor atrapado en la parte inferior (con forma de cono) se eleva hacia la cámara de secado donde se colocan los alimentos a deshidratar. La corriente de aire caliente absorbe la humedad, mientras se conserva el sabor y el valor nutritivo de los alimentos.

El deshidratador SolPod es un proyecto de Jola Venture, una empresa social que pretende introducir innovaciones sostenibles en los países subdesarrollados. Empezaron por dar micro-créditos a los agricultores para mejorar su productividad. Una vez conseguida esta mejora, necesitaban conservar los alimentos cultivados para aumentar el nivel de vida de los agricultores al ampliar su periodo de comercialización.

Con este dispositivo calculan que pueden incrementar su nivel de renta mensual en un 200%, pasando de unos ingresos medios de 120 dólares/mes a 360, lo que podría beneficiar a más de 11 millones de agricultores que hay en Camerún. Esto en un primer paso, pero estaría bien extender el uso del dispositivo a cualquier parte del mundo.

En este vídeo puede ver en acción el SolPod y a varios agricultores explicando como éste ha mejorado su calidad de vida. También puede verse a Tyler Sakai, un Ingeniero Mecánico de la Northeastern University, donde se desarrolló el dispositivo, mostrando su funcionamiento.

Vía generatuenergia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.