“La fotovoltaica precisa un marco regulatorio estable”

Alfonso Beltran Garcia EchanizEntrevista Alfonso Beltrán. Director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Asegura que el desarrollo de las energías renovables conseguido en España gracias a la ordenación pública resulta un ejemplo para otros países.

Como responsable del órgano asesor del Gobierno en materia de energías renovables, Beltrán ha formado parte de las negociaciones de las iniciativas legislativas que condicionarán el desarrollo futuro del sector, como la nueva regulación de la generación de la energía solar fotovoltaica, el Plan de Energías Renovables (PER) para el periodo 2011-2020 y la coordinación en materia de convocatorias para la instalación de parques eólicos, previsto en la Ley de Economía Sostenible. Las columnas de papel sobre su mesa dan idea de la actividad frenética de los últimos meses.

Una de las noticias más esperadas dentro del sector es la nueva regulación de la energía solar fotovoltaica. ¿Qué beneficios traerá para el conjunto del sector la nueva normativa?

España es un caso de éxito y desde fuera nos miran como un ejemplo en lo que se refiere a la regulación de las energías renovables. Lo que nos ha faltado en los últimos tiempos es cierta estabilidad mezclada, así como cierta capacidad de acción para poder ir corrigiendo algunos crecimientos en determinados segmentos de las energías renovables por encima de lo esperado. Tanto la energía solar fotovoltaica como la eólica y la termoeléctrica son actividades económicas intensivas, que necesitan una gran inversión a corto plazo. Para poder ponerlas en marcha es necesario tener capacidad de apalancamiento y financiación. Por ello, cuanto más amplio sea el marco regulatorio, mejor será para el sector.

¿Por qué resulta relevante alargar los plazos de proyección?

En estas tres tecnologías, el periodo de planificación que existe ahora mismo es de corto plazo y el ministerio está trabajando en dotar un escenario más amplio que el actual. El objetivo es buscar el mejor de los escenarios. En el sector fotovoltaico, que ha sido escenario de esos impresionantes crecimientos, nos hemos encontrado con que es necesario dimensionar los proyectos a la tecnología. En este sector hemos observador que es necesario fijar unos plazos para que el sector financiero pueda apoyarlo a través de diversas fórmulas, como el project finance. También para que se interese por él el capital riesgo.

¿La clave para que las renovables sigan avanzando es la estabilidad?

Es una de las claves, pero otra de las más importantes es el apoyo regulatorio. Por ejemplo, el próximo PER, que será presentado en Genera, plantea una serie de marcos de apoyo que han venido funcionando hasta ahora, como el actual marco tarifario, como otros nuevos, como la generación térmica a partir de energías renovables. También creemos, y por eso el PER lo recoge de esta forma, que los consumidores no deben ser los que soporten la inversión en renovables desde el punto de vista de tarifa. Por ello, hay que optar por otras vías para apoyar las renovables.

Uno de los puntos que más fricción ha provocado en las empresas eléctricas en los últimos meses es la regulación de la energía generada por los usuarios en instalaciones particulares.

Como todos los sectores con grandes empresas y en los que se mueven grandes cantidades de recursos, nunca hay una voz única. No todo el mundo está de acuerdo en todo, pero al cabo del tiempo las cosas se van poniendo en su sitio. La generación distribuida, la paridad de red y el autoconsumo son asuntos que cada vez están más cerca de posiciones convergentes. Desde el IDAE consideramos que son una fuente de beneficios para todos, no solo para los consumidores, sino también para las empresas. Algunas todavía no saben que también para ellas será beneficioso.

España (casi) cumplirá los objetivos 20-20-20

Todos menos uno. Así de seguro se muestra el director general del IDAE cuando le preguntan por la estrategia comunitaria en materia de preservación del medio ambiente para el año 2020, que se ha definido con los objetivos 20-20-20 (recortar las emisiones de CO2 en un 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20% y que el 20% de la energía que se consuma proceda de fuentes renovables).

“España superará los objetivos que traza la directiva de Bruselas en materia de energías renovables en 2020. También en biocarburantes, ya que la Unión Europea exige que al menos el 10% de los combustibles tengan este origen y en ese año estaremos en el 11,4 o 11,5%, según nuestras previsiones”, indica Beltrán. Asegura que el excedente en materia de generación de energía procedente de renovables permitirá a España comerciar con su excedente con otros países que no puedan alcanzar esta generación.

Sin embargo, en materia de eficiencia energética España tiene “una asignatura pendiente”. “Existe un indicador que es la energía que gastamos para fabricar una unidad de PIB y estamos desgraciadamente por detrás de nuestros socios europeos”, explica. En este sentido, recuerda que los combustibles fósiles y el sector de la edificación siguen siendo los dos sumideros del consumo energético en España.

Genera. “Queremos la tarifa supervalle”

La participación del IDAE en la próxima edición de Genera ha sido encarrilada a acelerar los avances en dos de los caballos de batalla de la institución: el coche eléctrico y la popularización de las empresas de servicios energéticos (ESE).

¿Por qué el desarrollo del coche eléctrico está paralizado? ¿Se debe a la coyuntura económica o a que los ciudadanos necesitan adaptarse a su uso poco a poco?

Toda iniciativa de calado, y el vehículo eléctrico representa un cambio de paradigma en la movilidad tanto para la industria como para los ciudadanos, no puede producirse de un día para otro. Lo que es importante de la estrategia es que se vayan dando los pasos y eliminando las barreras para su desarrollo. En eso podemos estar contentos. Cuando se empezó a incentivar, parecía imposible que las marcas llegaran a tener un modelo de vehículo eléctrico. Y en pocos meses vamos a ver cómo sucede.

Desde su punto de vista, ¿cuáles son los principales obstáculos para la implantación del vehículo eléctrico en España?

Existen obstáculos de tipo cultural, pero hay otros más importantes. Lógicamente, la instalación de puntos de recarga es uno de ellos, y estamos estudiando cómo hacerlo. También la tarifa eléctrica era una barrera, que ahora está a punto de solucionarse con la creación de una supervalle nocturna, que aprovechará la energía que producen los parques eólicos por la noche y que ahora no se puede almacenar.

¿Se están cumpliendo los objetivos del Gobierno en lo que se refiere al desarrollo del vehículo eléctrico?

Si hacemos repaso de los objetivos en cuanto a número de vehículos, no estamos yendo a esa velocidad de crucero, pero no es lo más importante. Lo relevante es que estamos desarrollando proyectos de arrastre que permitirán la generación de una oferta y una demanda de coches eléctricos.

Fuente: Cinco Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.