La energía eólica aporta más al PIB que el gas y crea más empleo

La energía eólica aporta más al PIB que el gas y crea más empleo

La producción de un MWh (megavatio hora) de energía eólica aporta más al PIB que otro MWh producido con ciclos combinados de gas, al tiempo que un millón de euros invertidos en eólica genera el doble de empleos que el gas, según un informe elaborado por Ernst&Young (E&Y).

Este informe fue encargado por Acciona y EDP, que hace unos meses solicitaron a un experto independiente un estudio acerca del coste total de la eólica y de otras fuentes de generación eléctrica, con el objetivo de conocer la aportación total de la energía eólica y su capacidad para competir con otras tecnologías.

Entre sus conclusiones, E&Y indica que la generación de un MWh eólico aporta 56 euros de valor añadido bruto, frente a los 16 euros del ciclo combinado de gas. Esta circunstancia se debe a que el gas natural es en buena parte importado, de forma que el desembolso asociado tiene ventajas “muy limitadas” a nivel nacional.

El informe reconoce que un MWh eólico tiene un coste superior al del gas, de 81 euros frente a 74 euros, pero advierte de que si se incluye en el cálculo el beneficio por su aportación al PIB la comparación resulta positiva.

De hecho, el coste neto final de la eólica, una vez tenidos en cuenta los retornos positivos, es de 32 euros por MWh, mientras que el coste de la producción eléctrica a partir de gas teniendo en cuenta su aportación al PIB es de 66 euros por MWh.

E&Y también concluye que, en España y Francia, la energía eólica crea el doble de empleos que los ciclos combinados de gas por cada millón de euros invertidos. En concreto, la eólica genera 15 empleos al año por millón de euros invertido, frente a los seis empleos del gas.

Por último, la eólica genera más ingresos fiscales que los ciclos combinados de gas, ya que cada euro invertido en eólica genera 33 céntimos en retornos fiscales, frente a los 11 céntimos del gas natural.

Está visto que, cada vez más, las energías renovables se encuentran en una espiral en la que acabarán derrotando a las energías no renovables.

Fuente: Europa Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.