Como reducir el consumo de los electrodomésticos que más consumen

ElectrodomesticosNo hace mucho el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) publicó un informe sobre el consumo energético del sector residencial en España. Éste dejó constancia del evidente malgasto de energía que se produce habitualmente en los hogares. Entre otros orígenes, el “stand by” se posicionaba como uno de los principales responsables del incremento en al factura de electricidad.

A continuación te mostramos los aparatos domésticos que más consumen y algunos consejos para pagar menos en el recibo de la luz:

El frigorífico se lleva alrededor del 31% del consumo energético y, a pesar de que parece casi imposible, existen medidas para ahorrar en este electrodoméstico que se ha convertido de primera necesidad en nuestro día a día. Acciones tan simples como no dejar la puerta abierta mas tiempo del necesario, asegurarnos que se ha cerrado bien o controlar que la temperatura es la adecuada nos puede ahorrar grandes cantidades de dinero.
Además, la introducción de alimentos excesivamente calientes incrementará el esfuerzo del compresor para enfriar consumiendo mayor cantidad. Otras acciones serán mantener el aparato en óptimas condiciones como limpiar las bandejas o descongelarlo 2 veces al año. Si se desea comprar un nuevo frigorífico será importante que éste venga con el etiquetado energético que garantice su bajo consumo.

El 12’2% del gasto se debe a la televisión y, en especial, a su iluminación por lo que una buena regulación es importante a la hora de disminuir el consumo. No obstante, cuando apagamos el televisor y lo dejamos en stand by puede llegar a consumir tanto como un ordenador a pleno rendimiento. Si estás pensando en comprar una nueva televisión has de tener en cuenta que a mayor pantalla mayor consumo y que la utilización de pantallas LED consumen un 25% menos que las LCD y hasta un 40% menos que las de plasma.

Otro electrodoméstico que ya todos tenemos en nuestras casas es la lavadora y consume hasta un 12% de la energía total. Trucos tan sencillos como poner a carga llena, utilizar el programa de lavado en frío siempre que podamos y optar por ciclos de lavado cortos nos ayudará a reducir tanto el coste energético como el agua utilizada tal y como os dijimos en el último post.

El famoso stand by consume más que el aire acondicionado en los meses de verano. Se estima que un recibo de cada doce se destina solo al pago del stand by. Además de en los televisores y demás electrodomésticos como aire acondicionado, ordenadores o reproductores de audio, esta energía inútil y que tanto dinero nos supone al cabo del año se fuga por los enchufes, las alargaderas y los ladrones. En Efimarket tenemos productos específicos para eliminar el stand by y evitar el gasto inútil de energía y dinero.

A la hora de cocinar también podemos adquirir ciertos hábitos que ayudarán a no malgastar energía ni en el horno ni en al vitrocerámica. En lo que respecta a la vitrocerámica debemos saber que cuanto mas pequeño sea el recipiente utilizado menos energía consumiremos. Ahorraremos energía también tapando los recipientes de cocción, apagando antes de tiempo ambos electrodomésticos para aprovechar el calor residual y no abriendo la puerta del horno dejando salir calor. En la medida de lo posible se aconseja a utilizar el mocroondas para calentar la comida ya que necesita menor energía.

El lavavajillas es otro de los aparatos  con los que debemos tener especial cuidado en su etiquetado de consumo energético. Consume alrededor de un 6’1% de la energía y podría ser menos poniendo en práctica acciones similares a las utilizadas con la lavadora, como elegir programas cortos de lavado, con temperatura fría y totalmente llenos.

El ordenador se ha convertido en un aparato doméstico imprescindible en cualquier casa no sabemos ciertamente como actuar para minimizar su consumo. Tareas tales como bajar la iluminación, quitar el salvapantallas, apagar el ordenador si no lo utilizamos o no tener conectados aquellos periféricos que no estemos utilizando ayudarán al ahorro de energía.

La iluminación de nuestro hogar se lleva gran parte del consumo, mas aún, en los meses de invierno. Por eso, evita utilizar la luz cuando haya iluminación natural, utiliza colores claros para tus paredes y cortinas que reflejen la luz y ayude a iluminar todo el espacio de la habitación. De cualquier forma, utiliza bombillas de bajo consumo y reguladores de intensidad. En habitaciones en las que no se permanezca mucho tiempo, como en al cocina y el baño, sería mejor la utilización de tubos fluorescentes.

Desde Efimarket ponemos a vuestra disposición toda nuestra gama de productos destinados al ahorro energético en vuestros hogares así como multitud de consejos.

Nuevo etiquetado energético.

Etiqueta electrodomésticoLa etiqueta energética nació en los años 90 y ha sido de uso obligatorio por los fabricantes de la Unión Europea. Fue el fruto de la concreción de numerosas leyes ambientales que surgieron en este periodo y nació como elemento informativo para el consumidor, que a partir de aquel momento pudo hacer algo que nunca había hecho y que era comparar el consumo energético de los electrodomésticos que iba a adquirir.

Actualmente, el desarrollo tecnológico alcanzado en la fabricación de estos aparatos ha provocado que las etiquetas energéticas queden desfasadas dado que hoy por hoy la mayoría de los electrodomésticos poseen la más alta consideración energética, es decir, la letra A (recuerden que el sistema valora desde la A a la G en siete categorías de mayor a menor eficiencia).

El desarrollo tecnológico alcanzado en la fabricación de estos aparatos ha provocado que las etiquetas energéticas queden desfasadas

Pero, ¿hasta que punto ha sido beneficiosa esta etiqueta?… Pues bien, como parece lógico pensar, esta etiqueta ha supuesto un impulso en la carrera de los fabricantes por el desarrollo de mejores y más eficientes tecnologías en sus aparatos, ya que de algún modo, el ser eficiente se ve premiado por estas etiquetas que, ahora sí, actúan como elemento diferenciador para los consumidores y mejoran cifras desde el punto de vista de las ventas.

Gracias a estos distintivos informativos, se ha creado también una cultura eficiente en los consumidores porque ahora pueden comparar productos dentro de unos criterios energéticos y de sostenibilidad. Pero no hay duda de que el impacto hubiera sido menor de no ser por el apoyo de la Administración que ha apostado fuerte por la eficiencia con aportaciones económicas plasmadas en los diversos planes Renove para electrodomésticos puestos en marcha en los últimos tiempos.

Y bien, para arreglar ese desfase en las viejas etiquetas del que hablabamos antes, ya tenemos aquí la nueva etiqueta energética que os presentamos desde Efimarket, de uso obligatorio a partir del 30 de Noviembre de 2011 y que incluye, entre otras cosas, tres nuevas categorías de eficiencia: A+, A++ y A+++. Esta nueva normativa afectará a aparatos domésticos de refrigeración (frigoríficos, congeladores,vinotecas), lavadoras (con capacidad asignada superior a 3 Kg, que deben tener una eficiencia de lavado clase A) y lavavajillas (con una eficiencia de lavado clase A).

Etiqueta eficiencia energéticaLa nueva etiqueta será identica en todos los paises y mantiene la escala de letras desde la A+++ hasta la D. El motivo de ampliar la escala por encima de la A  en vez de por debajo de la G no es más que un pequeño matiz que evita el ‘desescalado’ que se produciría si, por ejemplo, un producto pasara de estar en la categoría A a estarlo en la C con la previsible pérdida de imagen frente a los clientes que pudieran interpretar ese descenso como una pérdida de calidad.

Es por ello que los fabricantes presionaron para que  se alcanzara una solución lo más favorable posible para todo el mundo y es así como surgió este nuevo sistema de pluses. Otra novedad que se incluye es la sustitución de textos por pictogramas, diferentes según el tipo de electrodoméstico, que harán más fácil la intercambiabilidad, y promoverán la universalidad (al menos dentro de la Unión Europea) de estas etiquetas.

Los pictogramas aportarán datos acerca de las prestaciones específicas del aparato en cuestión segun su funcionalidad (por ejemplo, consumo de agua anual para una lavadora o volumen de almacenamiento para un congelador) y, por primera vez, de sus niveles de ruido.

Los pictogramas aportarán datos segun la funcionalidad  del aparato y, por primera vez, de sus niveles de ruido.

Pero parece que esta nueva etiqueta nace con fecha de caducidad y es que existe el compromiso de revisarla si ocurre antes de 2014 lo que ha pasado ahora, es decir, si la mayor parte de los electrodomésticos se situan en la categoría más alta, cosa por otra parte previsible viendo la sucesión de avances y mejoras en materia de consumos.

Consumo energético en el hogar. Algunos datos ilustrativos.

  • Las familias son las responsables de aproximadamente el 30% del consumo energético total en España (el hogar supone un 18% y el transporte con vehículo particular un 12%).
  • Los electrodomésticos representan el 13% del consumo energético del hogar.
  • La iluminación representa un 9% del consumo energético del hogar.
  • Suponiendo que un hogar sólo utilizara electricidad, el consumo de todos los electrodomésticos representaría el 64% del total.
  • El electrodoméstico que más consume es el frigorífico, con un 18% del consumo de los electrodomésticos.
  • En segundo lugar vienen los televisores, que requieren el 10%.
  • Le siguen  lavadoras (8%) y los pequeños electrodomésticos (7%).

Redacción Efimarket