Abran paso a la biomasa

Estufa pelletLa biomasa reemplazará totalmente al gasoleo en 2020. Esta es una de las estimaciones que la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) recoge dentro de las claves de evolución de la biomasa térmica en España de aquí a 2020, extraídas del VI Congreso Internacional de Bioenergía, celebrado en octubre en Valladolid. La instalación de 40.000 calderas al año, la micro-cogeneración con pellets y astillas, la trigeneración y el bioemetano para inyectar en la red de gas aparecen como otras de las tendencias de futuro que prevé el sector.

En paralelo a la feria Expobionergía, el VI Congreso Internacional de Bioenergía reunió en Valladolid (18 al 20 de octubre de 2011) a algunos de los mayores expertos y expertas nacionales e internacionales del sector. Como conclusiones del mismo, su principal organizador, Avebiom, acaba de dar a conocer las claves de la biomasa térmica en España de aquí a 2020. Con antelación, pronostica un panorama energético en el que en el periodo 2012-2015 “será fácil ver el precio del barril de petróleo a 150 dólares, con picos de 200 dólares”; un PER 2011-2020 con “enorme potencial de la biomasa para uso térmico (20.425 tep; el mayor de todas las energías renovables); o cerca de 4.000 MW térmicos instalados en España en octubre de 2011.

A partir de aquí, y asegurados aspectos como la financiación a través de programas e iniciativas como Biomcasa, GIT e Icaren, del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), las conclusiones del congreso se centran en las tendencias de futuro, con una en primer lugar: “es prioritario instalar calderas de biomasa para aumentar el consumo de biomasa nacional. Se podrían instalar hasta 40.000 al año considerando sólo las zonas frías de España”. Este crecimiento permite asegurar a los expertos que “la biomasa en 2020 reemplazará al gasoil totalmente y competirá fuertemente con el gas natural”. También se fijan en la España más soleada, al afirmar que existe un nicho de mercado importante en la costa mediterránea, donde el 40 por ciento de las viviendas son unifamiliares y gastan gasóleo.

Micro-cogeneración, trigeneración y biometanización

Otros pronósticos a futuro son el posible aumento al 50 por ciento de la obligatoriedad de producir calor con renovables en el nuevo Código Técnico de la Edificación y favorecer el cambio de instalaciones antiguas de carbón, gasóleo o propano a biomasa; el ejemplo que deben dar las Administraciones en el uso de biomasa; la retirada de las ayudas directas o indirectas a los combustibles fósiles, incluido el gas natural; más ayudas a la divulgación, financiación garantizada y menos subvenciones directas a la instalación de calderas de biomasa; y posible bajada del IVA de los biocombustibles sólidos a un 8 por ciento.

El campo de la innovación y la introducción y comercialización de nuevas tecnologías también están incluidas en las claves presentadas por Avebiom. Así, destacan que la inversión en I+D+i irá hacia la microcogeneración con pellets y astillas e hibridación entre diferentes renovables; la tendencia hacia la trigeneración (electricidad, frío y calor) con biomasa, sobre todo en el sur de Europa; y la producción de gas de metanización de biomasa, que “podrá inyectarse en la red de gas natural con una eficiencia del 93 por ciento”. Por último, sentencia que “la bioenergía va a ser la renovable más importante para cumplir los objetivos del 20-20 en Europa, y en España una industria que va a generar 525.000 puestos de trabajo para el 2050”.

En Efimarket llevamos tiempo ofreciendote los mejores productos relacionados con la eficiencia energética y la generación de energía a partir de fuentes alternativas, como por ejemplo nuestra selección de estufas de biomasa.

Fuente: Energía solar y desarrollo sostenible

La microcogeneración, una opción que toma fuerza

Casa eficienteHoy en Efimarket os hablamos de una nueva forma de generar energía que creemos que va a jugar un papel cada vez más importante ahora que está recientemente aprobado el real decreto sobre el autoconsumo. La microcogeneración comienza a ser una tendecia a seguir, y más en estos tiempos en los que el ahorro se impone. Se trata de un sistema mediante el cual un particular genera calor y energía eléctrica a muy pequeña escala, que a su vez vende al sistema eléctrico español. De manera que quien se convierte en microcogenerador puede comprar la energía a un precio más barato (el de cualquier consumidor) que el precio al que la vende (de Régimen Especial, es decir, subvencionada).

Trabas burocráticas

Básicamente, la complicación que existía hasta ahora para que esta modalidad prosperase, era que los trámites eran muy complicados. Porque el papeleo para instalar un microcogenerador de 20 kilovatios (kW) era similar al que se necesita para poner en marcha un ciclo combinado de 400 megavatios (MW). Un inconveniente que algunas compañías, como es el caso de HC Energía, ya han solucionado.

Ellos, que tienen seis de los doce que existen en España (y dos más en trámites de ponerse en marcha), hacen de intermediarios de la comunidad de vecinos interesada. Fuentes de la compañía han explicado a elEconomista que se encargan “de la gestión y de la liquidación de la energía vendida.

Actuamos como representantes en el mercado, así como ante Hacienda -que exige al agente que esté dado de alta con un CIF, liquide IVA, etcétera-. Y mantenemos tanto los generadores convencionales, como la microcogeneración. Cabe destacar que resulta interesante para edificios de, al menos, entre 20 y 30 viviendas (que se pueden ahorrar unos 6.000 euros al año). O también para los constructores”.

También hay que tener en cuenta que la alternativa será óptima siempre que se puedan conseguir el máximo de horas de funcionamiento. El margen bruto de explotación es de 0,8 euros por cada hora que esté operativo, lo que cubriría los gastos de base y puede producir un beneficio anual del calibre comentado.

Situación en nuestro país

En España existen microcogeneradores en los siguientes lugares: Asturias (seis y dos en trámites, de 5,5 y 5 kW respectivamente), Barcelona (uno de 5,5 kW), Guipúzcoa (uno de 11 kW), Vizcaya (uno de 5 kW), Tarragona (uno de 15 kW ) y Madrid (dos de 16,5 kW). A día de hoy, la empresa asturiana ha puesto en marcha los primeros de energía eléctrica en edificios residenciales promovidos por la Administación pública.

Se trata de cuatro plantas de 5,5 kW cada una. Los aparatos vierten electricidad a la red y funcionan alimentados con gas natural. De forma que a la vez que producen electricidad, aprovechan el calor para uso doméstico. Es HC Energía la que, al hacer de ‘puente’, descuenta a los propietarios, de la factura energética, el ingreso obtenido por el volcado de la energía a la red general.

Esta tendencia, amén del ahorro económico y el de emisiones de gases de efecto invernadero que supone, cumple con los requisitos que Bruselas establece en la Directiva sobre Eficiencia Energética, es decir: utilización de sistemas de cogeneración en el sector doméstico; aplicación de modelos contractuales de gestión energética, y desarrollo del negocio a través de empresas de Servicios Energéticos.

Fuente: El Economista