Las eléctricas exigen una fuerte subida de la luz en 2012

UNESASi algo está claro es que estamos viviendo tiempos de austeridad y de apretarnos el cinturón. Las subidas en los principales recibos vinculados a nuestro hogar son una realidad y por eso en Efimarket, tu portal de eficiencia energética para el hogar y la PYME, hace tiempo que hemos puesto a tu disposición los mejores consejos y un amplio catálogo de productos con los que podrás conseguir hasta una reducción del 50% en tu factura de la luz.

La última sorpresa negativa nos viene de parte de Unesa, y es que la patronal de las compañias eléctricas ha pedido, en boca de su presidente Eduardo Montes, un aumento del 25% en las tarifas que determinan la parte regulada de la tarifa de la luz. Estas tarifas suponen aproximadamente la mitad del total de la factura, por lo que estariamos hablando de alrededor de un 12% de aumento sobre el precio final. Montes indica que esta medida es necesaria para frenar el aumento de déficit y corregir los 2.900 millones de euros de desajuste actuales debidos a las discrepancias entre el importe de distribución de la luz y el coste real.

La patronal ha criticado el nuevo Plan de Energías Renovables (PER), que fija el nuevo marco energético hasta 2020, por apostar por «tecnologías inmaduras» en las mismas condiciones que condujeron al «follón» de la burbuja fotovoltaica. Así, el presidente de la patronal, exigió una «moratoria» para los proyectos de energía termoeléctrica y fotovoltaica hasta 2013 ya registrados y sustituirlos por parques eólicos, una tecnología que resulta «preferible», gracias a sus «costes comerciales» más competitivos. «Lo primero que pediría al próximo Gobierno es que mire al futuro y estudie el mix energético que hay que tener», subrayó Montes.

Energías alternativas

Montes cargó duramente contra la energía termosolar e indicó que la moratoria que proponen supondría un ahorro de 2.000 millones de euros al año (290 euros de prima por megavatio hora) y advirtió: «No veo necesidad ni razón para incluir a la termosolar en el PER. Lo que toca hacer ahora es un programa conservador, adaptado a la situación del mercado. Se trata de evitar que nuestra deuda y nuestro déficit aumenten», advirtió Montes.

A Unesa tampoco le parecen acertadas las estimaciones de crecimiento del sector que recoge el PER: calcula que, debido al frágil contexto económico, la demanda no crecerá más allá de un 1% durante los próximos ocho años, frente al 2,5% que contempla el texto elaborado por el Ministerio de Industria. Por ello, sitúa en 30.000 gigavatios hora las necesidades de nuevas instalaciones, frente a los 70.000 propuestos por el Gobierno.

De todo esto se desprende que una vez más, los damnificados podrían ser los consumidores, que verían aumentada su factura de la luz en un 12% de verse respaldada esta medida por el Gobierno.

Fuente: ABC

El PER desoye las recomendaciones de la Agencia Internacional de la Energía.

Parque EolicoEl Plan de Energías Renovables 2011-2020 aprobado por el gobierno en Consejo de Ministros el pasado viernes 11 de noviembre “llega once meses tarde” y lo hace “en dirección contraria a las recomendaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE)” sobre tecnologías ‘verdes’ según un comunicado de la Fundación Renovables. Para dicha entidad, el PER es otra oportunidad perdida para haber afrontado de otra manera los verdaderos problemas energéticos de España: la enorme dependencia energética, la elevada intensidad energética y las crecientes emisiones de CO2.  Según la Agencia Internacional de la Energía los daños provocados por el cambio climático serán irreversibles a partir de 2017, ya que ese año se podrían alcanzar las emisiones que se preveía  alcanzar hacia 2035, lo que provocaría una subida de la temperatura del planeta entre tres y seis grados, superando así el límite de dos grados a partir del cual el cambio climático se considera catastrófico y, por tanto, inadmisible.

De las conclusiones a las que llega el informe de la AIE se extrae que  el PER 2011-2020 refleja una política energética totalmente equivocada al limitar y frenar el crecimiento de las renovables en España hasta 2020 y apostar la consolidación del modelo energético conservador en combustibles fósiles y nucleares que para España es insostenible por caro, contaminante, ineficiente e inseguro por los riesgos de suministro y por su carácter inflacionista y especulativo.

Es por eso que han surgido numerosas especulaciones que señalan el PER como un acto de marcado caracter electoral, que llega metido con calzador a pocas fechas para las próximas elecciones generales y que debía estar aprobado desde diciembre del pasado año, lo que demuestra que no ha sido un tema prioritario para el Gobierno.

Es importante mencionar también el hecho de que el PER incumple la Directiva Europea de Renovables 2009/28/CE, ya que mantiene la discrecionalidad del MITYC para modificar el marco retributivo y mantiene el sistema de cupos y de limitación de horas y no se establece ningún criterio de norma pública y transparente de conexión a red. Todos estos aspectos van en contra de los criterios de la Directiva que exige eliminar las barreras regulatorias, administrativas y de conexión a red que impiden un mayor crecimiento de las renovables, incumplimiento que se añade a otro mayor, ya que el plazo de transposición de la directiva al ordenamiento jurídico nacional terminó en diciembre de 2010 sin que tampoco se explique por qué no se ha hecho ya, de la misma forma que tampoco habrá la Ley de Renovables, prometida desde 2008.

Por último, este PER es contradictorio en palabras de la Fundación Renovables porque hace un balance extraordinariamente positivo del impacto de las renovables en el PIB, en la balanza de pagos, en el empleo, en la reducción de emisiones de CO2 y hace una previsión también positiva de la reducción de su peso en los costes del sistema; sin embargo, se recortan los objetivos de renovables para 2020 en 10.000 MW y se establece un horizonte de competitividad de las renovables para después de 2020, sin ninguna explicación o justificación, en contra de todos los estudios que estiman que podría alcanzarse en los próximos años de esta década y es por eso que no se entiende el recorte en los objetivos de una industria, la de las energías renovables, que tiene unos beneficios tan obvios y contrastados.

Leer nota de prensa completa: Fundación Renovables

Nuevo plan del Gobierno para incentivar las renovables.

Parque eólicoEl Plan de Energías Renovables, PER si atendemos a sus siglas, ya tiene el visto bueno del Consejo de Ministros. Con este plan se pretende marcar la hoja de ruta a seguir en materia de energías limpias hasta el año 2020, con unas medidas diseñadas con el fin de  posibilitar la creación  300.000 empleos relacionados con el sector y que deben generar un beneficio de 29.000 millones de euros basado en una reducción de las importaciones de petróleo. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno y Ministro de Fomento, José Blanco, desveló que el plan consta de 87 medidas y que tiene a la energía eólica como piedra angular.

El objetivo principal pasa por un aumento hasta el 20,8% de la energía generada a partir de fuentes renovables, frente al actual 13,2%. Para ello, se incrementarán hasta 35.000 los MW instalados de energía eólica (20744 MW actuales) y hasta 7.250 los MW instalados de energía fotovoltaica (3.787 MW actuales).

Los costes asociados al plan, incluidas las primas, rondan los 24.700 millones, si bien el Gobierno cifra en 29.000 millones los beneficios. Aunque estos cálculos no incluyen aspectos positivos de difícil cuantificación como la promoción del desarrollo rural, el reequilibrio de la balanza de pagos y las exportaciones tecnológicas.

Planificación energética.

Por otro lado, el Gobierno ha aprobado en la reunión de este viernes la planificación energética indicativa hasta 2020, en la que se estima que el consumo final de energía al final de la década será solo ligeramente superior al actual, esto es, de unos 102.220 kilotoneladas de petróleo o equivalente.

El peso de las fuentes fósiles sobre la matriz energética española pasará en 2020 del 77% al 70%, de modo que el porcentaje de autoabastecimiento energético podrá situarse al final del periodo en el 31,5%.

La intensidad energética final, que es un indicador de la eficiencia energética de una economía y que se calcula como la relación entre el consumo energético y el producto interior bruto (PIB) de un país, se prevé que mejorará un 2% durante el periodo.

Fuente: Europa press