El gobierno sube el precio de la luz un 3,95% y el gas un 2,26%

El gobierno sube el precio de la luz un 3,95% y el gas un 2,26%

Aprovechando la euforia ciudadana por la participación y finalmente victoria de nuestra selección de futbol en la Eurocopa, el Gobierno, siempre certero escogiendo las fechas para los anuncios de sus reformas, ha aprobado una subida del precio de la luz, que siendo aparentemente tímida, es posible que se incremente en las próximas semanas. Explicamos el porqué de esta confusa circunstancia.

El recibo de la luz experimentará desde el día 1 de este mes un incremento del 3,95%. Sin embargo,esta podría no ser la única subida que se aplicará a los consumidores en el tercer trimestre que ahora se inicia. De hecho, lo único que ha hecho el Ministerio de Industria ha sido trasladar a través de una resolución el resultado de la subasta Cesur celebrada el martes, que se saldó con una subida del precio de la energía del 9,5% para el nuevo trimestre.

Teniendo en cuenta que el componente de la energía computa aproximadamente la mitad en la tarifa de último recurso (TUR), el aumento a aplicar es el citado 3,95%. Sin embargo, falta por ser revisada la parte regulada del recibo de la luz, los peajes de acceso que financian los costes del sistema (distribución, primas de las renovables y el agujero del déficit de tarifa, entre otros).

Es cierto que la ley no obliga al Gobierno a revisar todos los trimestres los peajes (sí es obligatorio, en cambio, llevar al recibo el resultado de la subasta trimestral), pero si lo hace estos deben recoger adecuadamente los costes. Y dada la abultada deuda del déficit de tarifa, la subida resulta inevitable, tal como ha determinado en una sentencia el Tribunal Supremo.

Además del compromiso de sufragar el déficit si este supera los 1.500 millones de euros (límite legal para este año), el Gobierno podría subir los peajes en julio para completar el paquete de medidas que componen lareforma energética prevista para el próximo viernes o el siguiente.

Pero ¿por qué Industria no ha realizado una única subida de la TUR desde el 1 de julio? Por razones de procedimiento. Para poder revisar los peajes de acceso o parte regulada de la tarifa, el ministerio debe remitir una propuesta de orden a la Comisión Nacional de Energía (CNE) y, previa consulta pública entre las asociaciones de consumidores, empresas y comunidades autónomas, realizar el correspondiente informe.

El afán de compensar el resultado de la Cesur con los peajes de acceso, y viceversa, para evitar subidas excesivas de la TUR, hace que el Gobierno espere al resultado de esta para abordar la revisión de dichos peajes. Pero como la Cesur suele celebrarse en la última semana del trimestre y el trámite de consulta a la CNE requiere de un plazo mínimo de dos semanas, el Ejecutivo se queda sin tiempo para revisar toda la TUR, en este caso, el 1 julio. Vamos, que no le ha dado tiempo.

La historia de la última revisión, la del 1 de abril, puede volver a repetirse. Industria aprobó entonces una resolución para llevar a la factura el precio de la electricidad de la subasta (que resultó negativa en aquel caso) y posteriormente remitió una propuesta de orden de peajes a la CNE, que se publicó en el BOE a finales de abril y aplicó, por primera vez en la historia, con carácter retroactivo desde el día 1 de ese mes. Una retroactividad que podría no ser legal, si bien no serán las empresas las que la denuncien, pues se benefician de las subidas. Fuentes del sector consideran que solo las asociaciones de consumidores podrían recurrir dicha retroactividad.

En aquel caso, la subida de los peajes fue del 25%, pues incorporaba una refacturación de los consumos desde octubre, de acuerdo con sendos autos del Supremo en que admitía las medidas cautelares solicitadas por las eléctricas.

La demanda se derrumba

Por otra parte, la demanda de energía eléctrica en la España peninsular descendió en junio un 1,8%respecto al mismo mes del año anterior, teniendo en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas. Según datos de REE, la demanda bruta ha sido de 20.655 GWh, un 0,2 % superior a la de junio del 2011.

En el primer semestre la caída de la demanda, que se tradujo en descenso de los ingresos y agravamiento del déficit tarifario, cayó el 1,7% (127.473 GWh).

La tarifa del gas aumenta un 2,26% desde el día 1

La subida de la luz publicada el viernes en el BOE ha ido acompañada de la consiguiente revisión de la tarifa del gas natural, que se traduce en un alza media del 2,26% desde el 1 de julio. El ministerio que dirige José Manuel Soria se ha limitado a aplicar el resultado de la subasta del gas, a la que acuden las comercializadoras de último recurso para adquirir la energía que suministrarán a sus clientes en el siguiente trimestre, pero no los peajes. Según los distintos consumos, el gas sube el 1,69% en la TUR 1 (consumo de agua caliente y cocina) y del 2,16% en la TUR 2 (agua caliente, cocina y calefacción).

Por su parte, el presidente de la Fundación Renovables, Javier García Breva, denunció el viernes que los precios de la electricidad en el mercado subieron casi un 20% en los prolegómenos de la Cesur y cayeron en parecida proporción tras su celebración. “Se ha producido un escándalo que nadie quiere comentar en público”, declaró García Breva a Europa Press, antes de lamentar que el Gobierno y la CNE no hayan reaccionado ante lo sucedido.

El presidente de la Fundación Renovables advirtió de la capacidad de influencia de las eléctricas en la subasta y considera que estas provocan una subida para compensar los recortes de la reforma energética.

Fuente: Cinco Días

La nueva subida de la luz de mañana podría superar el 4%

consejo ministros reforma energetica - efimarketLos precios de la electricidad en el mercado mayorista, los cuales influyen en el resultado de la subasta Cesur, anticipan una fuerte subida de la tarifa de último recurso (TUR). El precio del pool cerró ayer en 53,54 euros/MWh, frente a los 51 euros MW/h del trimestre anterior. Durante el mes de junio el precio en dicho mercado ha llegado a superar los 60 euros MW/h.

El resultado de la subasta que se celebra hoy determinará, a su vez, el precio de la energía en la factura de la luz que se revisará a partir de julio. Dicha factura incluirá también una subida de la tarifa de acceso (o peajes), que es la parte regulada de la misma y no puede bajar pues a través de ella los consumidores pagan el déficit de tarifa a las cinco grandes compañías eléctricas.

En declaraciones a un medio radiofónico, el Ministro Soria ha dejado ver que la subida de la tarifa rondará valores entre el 4% y el 5%. 

Esta semana es clave para el sector energético y se espera que el Consejo de Ministros del viernes apruebe nuevas medidas, esencialmente de tipo fiscal, para poner freno al déficit de tarifa.

La llamada reforma energética va a coincidir con la revisión de la tarifa del tercer trimestre. La primera fue aprobada el 30 de marzo. Sin embargo, en esta ocasión el Gobierno no va a tener a su favor una caída de los precios de la energía, tal como ocurrió con la subasta Cesur de marzo. Por razones coyunturales, el resultado de las pujas en los primeros meses del año es a la baja, lo que no suele ocurrir en el segundo semestre.

Además, todo apunta a que en marzo las empresas no presionaron los precios al alza para dejar margen al Gobierno para abordar una reforma, que, finalmente, no fue de su agrado. Fuentes del sector aseguran que en esta ocasión no van a dar ningún margen: los posibles recortes que el Ejecutivo les pueda aplicar los compensarían con la subida del precio de la energía que nacen en la Cesur.

Nerviosismo

Para el sector energético esta será una semana de nervios. El que más y el que menos teme una tasa, caso de la generación, o algún tipo de recorte. El suspense es mayor si se tiene en cuenta la falta de interlocución con el Gobierno que denuncian en todos los subsectores.

Fuente: Cinco Días

La tarifa eléctrica volverá a subir a mediados de Julio casi con toda probabilidad

tarifa electricidad - efimarketLa CNE no ha recibido la propuesta de orden de tarifas de julio para su dictamen preceptivo. Por tanto, Industria estaría fuera de plazo para revisarlas el 1 de julio, aunque podría recurrir al truco del anterior trimestre: enviarla a finales de mes, aprobarla semanas después y aplicarla retroactivamente el día 1.

El Ministerio de Industria ha superado el límite temporal para remitir a la Comisión Nacional de Energía (CNE) la propuesta de orden de tarifas de acceso (o peajes) para el tercer trimestre, que entrarían en vigor el 1 de julio. También en el anterior trimestre el ministerio superó dicho plazo a la espera de ver el resultado de la subasta Cesur, en la que se determina el precio de la energía, que es la mitad de la factura de la luz (la otra mitad son los peajes o la parte regulada que determina el Gobierno), y acabó imponiendo una subida de forma retroactiva.

Conocer el resultado de la subasta le permitió jugar con el resultado de la misma a la hora de revisar la tarifa de último recurso o TUR: si cae el precio de la electricidad puede subir más los peajes y viceversa. En todo caso, el informe de la CNE sobre la propuesta es de obligado cumplimiento.

Por esta razón, y es lo que parece que hará de nuevo el ministerio, hará su propuesta a finales de este mes, la aprobará bien entrado julio, pero la subida será retroactiva desde el día 1. En abril, fue aprobada el día 26, pero se aplicó desde el primer día de ese mes. Un sistema que nunca se había aplicado y que fuentes del sector consideran de dudosa legalidad.

La subasta Cesur que determinará el precio de la electricidad en el próximo trimestre se celebra el día 22. Los precios apuntan a la baja, lo que daría margen al ministerio para subir de nuevo los peajes. El fuerte incremento del último trimestre (1.600 millones de euros a pagar de forma fraccionada hasta finales de mes) incluía las refacturaciones que el Tribunal Supremo obligaba, que elevaban un 17% el precio de los peajes.

Con todo, la relevancia de las nuevas tarifas está en el hecho de que van a coincidir con la segunda fase de la reforma del sistema eléctrico previsto para la segunda quincena de este mes, si el ministro de Industria, José Manuel Soria, cumple con su palabra (cosa rara, ya que el sector de las renovables aun está esperando que se apruebe el decreto del balance neto, o net metering, que podría activar de nuevo el sector).

Aunque todo apunta a que la citada reforma se va a saldar con medidas fiscales (tasas o impuestos a la producción), nada ha trascendido sobre su concreción. Las grandes eléctricas de Unesa (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, HC Energía y Eon), que se temen lo peor, aseguran que no han recibido ni un solo documento del Gobierno, que tampoco les ha pedido propuestas particulares. Las relaciones con el secretario de Estado de Energía, Fernando Marti, y con el ministro de Industria son tan cordiales como infructuosas. En ellas Soria sigue insistiendo en la coletilla de que el esfuerzo para eliminar el déficit de tarifa se asienta sobre tres pilares: las empresas, los consumidores y el Estado.

Por el momento, el Gobierno no solo no ha soportado ningún esfuerzo, sino, por el contrario, ha trasladado partidas de los Presupuestos (costes extrapeninsulares) a la tarifa. Fuentes próximas al ministerio aseguran que las propuestas ya están sobre el papel y que han sido remitidas a Moncloa, por lo que se esperan noticias frescas en un breve espacio de tiempo. Por su parte, en el sector eléctrico más bien creen que el artífice de las medidas es el jefe de la Oficina Económica de Presidencia, Álvaro Nadal.

Fuente: Cinco Días

El Ministro Soria advierte sobre los riesgos que implica el enorme déficit de tarifa eléctrico

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha defendido el real decreto ley que recoge la última subida de la luz y que recorta 1.700 millones de euros a operadores del sistema eléctrico, porque el déficit de tarifa, que asciende a 24.000 millones de euros, de los que 17.000 millones están titulizados con el aval del Estado, “puede convertirse más pronto que tarde en un problema financiero”.

Este fue uno de los principales argumentos que esgrimió durante su intervención en el debate de convalidación del real decreto con el que el Gobierno pretende reducir el déficit de tarifa para cumplir con los autos y resoluciones del Tribunal Supremo que obligan a que este saldo no supere los 1.500 millones en 2012 y sea cero en 2013.

“Es un problema estructural al que hay que poner coto”, recalcó Soria, quien explicó que el principal objetivo del Gobierno es evitar que el déficit se siga multiplicando año tras año, como ha ocurrido desde 2004.

Según explicó Soria, la decisión del Gobierno de subir la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de la luz del 7% a partir del 1 de abril, que reportará 1.382 millones de euros, y los recortes a operadores del sistema permitirán tapar un agujero de 3.150 millones de euros.

En este punto, el ministro de Industria ha señalado que la subida de la luz afecta a todo tipo de consumidores, y ha recalcado que de haber recaído todo el ajuste del déficit sobre los consumidores, la factura de la luz habría de haber subido hasta un 40%, algo que consideró “insostenible”.

Dentro del sector del gas, Soria advirtió de que en 2011 se ha generado un “incipiente” déficit que asciende a 300 millones de euros, que han motivado en el marco del decreto recortes en la suspensión de tramitación de nuevas instalaciones de gas natural, de nuevas regasificadoras o de autorizaciones administrativas a gasoductos planificados.

Fuente: El Economista

En 6 horas los desiertos reciben más energía que la consumida por la humanidad en 1 año

Uno de los proyectos de energías renovables más interesantes de la actualidad es sin duda el Proyecto Desertec, que pretende utilizar el inmenso desierto del Sahara, en el Norte de África, como ubicación estratégica de una serie de plantas solares con las que abastecer a Europa y a cambio ayudar a los paises norte-africanos a desarrollar su economía, generando empleo local y difundiendo a su población los avances de las tecnologías de energías renovables.

Como ya comentamos en su momento en el Blog de Efimarket, este proyecto se estima que pueda ya abastecer a España en 2015. Esto es dentro de “dos días”, como aquel que dice. Y es que en un momento en el que la depresión económica azota la economía europea en particular y la mundial en general, un momento en el que las gasolinas alcanzan su precio record en nuestro país, el debate energético cobra mayor importancia si cabe.

Es absurdo que la sociedad sufra porque el precio de la electricidad crece sin parar, cuando sabemos que en 6 horas una pequeña parte de nuestro planeta recibe más energía del sol que la que consume la humanidad al completo en todo un año. En otra escala, para comprenderlo mejor: en tan sólo 14 segundos el sol nos provee de la energía que consume la humanidad en un día entero.

Desde Efimarket nos preguntamos cada día cómo es posible que alguien, después de conocer estos datos, sea capaz de dudar todavía que el sol es nuestro petróleo. Que se lo pregunten a los inversores del proyecto DESERTEC: ¿¿quién si no iba a invertir medio trillón de dolares???

Fuente: CleanTechnica

Campaña “¡No más subidas de la luz!”

Hombre rompiendo cadenasEn Efimarket llevamos informando desde hace tiempo de las subidas de la luz y explicando que el mercado eléctrico necesita una reforma urgente. Entre todos tenemos que hacer la suficiente fuerza para evitar que a las empresas eléctricas les sigan lloviendo los beneficios mientras el Gobierno acumula una “déficit tarifario” (deuda “virtual” que en teoría se debe a la diferencia por lo que se paga por la luz y su coste real de generación) que este año superará los 25.000 Millones de euros.

Hoy os proponemos pasar a la acción con la nueva campaña de la OCU para exigir una congelación del precio de la TUR, entre otras demandas necesarias.

La subida de la luz en números

Con la subida anunciada por el Ministerio la semana pasada, un hogar con la tarifa de último recurso (TUR) que consuma al año 3.500 kWh y tenga una potencia contratada de 3,45 kW, pasaría de pagar 718 euros al año a 768: 50 euros más.

Para aquellos hogares que estén fuera de la TUR (en el mercado libre), el incremento podría ser incluso mayor: de hasta 75 euros.

Por qué hay que actuar

España es uno de los países europeos donde es más caro encender el interruptor y donde conviven una mala regulación con unas compañías eléctricas que dicen “subvencionar” la luz a los consumidores a través del llamado déficit tarifario, mientras que año tras año sus cuentas de resultados arrojan unos ingentes beneficios.

Los consumidores no son culpables del llamado déficit tarifario, pero los diferentes Gobiernos lo han ido reconociendo año tras año, trasladando esa responsabilidad al bolsillo de los usuarios. La OCU cree que ya es hora de que se produzca una reforma integral del sistema para que se pague por la luz el precio que realmente cuesta producirla.

Además, el recorte impuesto por el Ministerio de industria al sector eléctrico, anunciado la semana pasada, es un indicador de la “sobreremuneración” que podrían haber estado recibiendo estos últimos años las compañías eléctricas, la cual es necesario revisar.

Por todo ello, la OCU va a pedir el apoyo de todos los consumidores para conseguir los siguientes objetivos:

  • Que no suba la tarifa eléctrica hasta que no se apruebe un sistema de fijación de precios transparente.
  • Una tarifa social para quienes de verdad tienen menos recursos.
  • El mantenimiento de la tarifa de último recurso (TUR).
  • Que los consumidores no sean en exclusiva quienes tengan que asumir el déficit tarifario generado por este sistema de fijación de costes y de tarifas.

Apoya la campaña con Efimarket firmando aquí la petición para que se oiga tu voz.

La luz sube más de un 60% en los últimos cinco años

Billete de 50€ ardiendoDespués de conocer la nueva subida de la luz del 7%, conviene hacer memoria, porque la mayoría de ciudadanos tienen la sensación de que en los últimos años la luz no deja de subir sin parar y sin parecer conocer límite.

Ya pagamos la tercera electricidad más cara de Europa (después de Malta y Chipre), y a pesar de que las grandes compañías eléctricas siguen obteniendo beneficios record, el famoso “déficit tarifario” no deja de engordar. Y por si esto no fuera suficientemente contradictorio, resulta que al final los ciudadanos son los que acaban pagando ese “déficit”, y cada vez más caro, sin que los Gobiernos de turno sepan explicar y comunicar cómo es posible semejante lucro de estas empresas a la vez que la deuda del Estado para con ellas no deja de engordar.

Hagamos memoria: en abril de 2007, el usuario medio pagaba 48,59 euros al mes (impuestos incluidos) por el recibo de la luz. Hasta el pasado 31 de marzo abonaba 73,99 euros, un 52,3% más (un 49,7% si no se tiene en cuenta la subida del IVA), según un análisis de FACUA-Consumidores en Acción.

Y si sumamos la subida de abril, del 7%, el usuario medio pasa a pagar 79,17 euros al mes. Esto es: el incremento acumulado en 5 años alcanza ya nada menos que el 62,9% (60,2% si no se incluye el incremento del IVA de julio de 2010).

El recibo de la luz se ha encarecido así en 30,58 euros mensuales, nada menos que 366,95 euros al año.

Parece que el Gobierno de Mariano Rajoy ha iniciado una política tarifaria similar a la del Ejecutivo anterior, con una brutal subida en abril que representa un ataque injustificado a la economía de las familias, siguiendo el dictado de las compañías eléctricas.

La asociación considera poco creíble la excusa de que se sigue el imperativo de una sentencia del Tribunal Supremo que invalida la congelación de tarifas aprobada por el Gobierno del PSOE en 2011. Y es que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ya anunció que la luz subiría en abril antes de que trascendiera la sentencia del Alto Tribunal.

Las tarifas eléctricas en 2012 y en 2007

En la actualidad, un consumidor con 4,4 kW de potencia contratada y un consumo mensual de 366 kWh (la media en España, según un análisis de FACUA sobre más de 50.000 facturas) paga al mes 73,99 euros (59,6542328 más impuestos indirectos).

En abril de 2007 (hace cinco años) el usuario medio pagaba  48,59 euros (39,8519908 más impuestos).

Fuente: FACUA

Unesa pide subidas en los peajes eléctricos del 20%

Eduardo MontesEl presidente de la asociación Unesa, Eduardo Montes, reiteró ayer que la solución del déficit de tarifa no es un asunto de las cinco grandes eléctricas que la integran y que lo único que pueden aportar estas es “la necesidad de cobrar” dicho déficit. En una rueda de prensa para presentar un libro sobre la situación económica-financiera de la actividad eléctrica en España, Montes ha planteado además que, si se mantiene la estructura actual del sistema, los peajes de acceso, que suponen alrededor de la mitad de la factura, debería experimentar un par de subidas, por ejemplo del 10%. Montes le quitó hierro a este porcentaje, pues los peajes son la parte regulada de la tarifa y supone la mitad de la factura eléctrica, por lo que la subida final dependerá del precio de la energía (la otra mitad) que se decide en la subasta Cesur. La próxima revisión será en abril.

El presidente de Unesa barrió de nuevo para casa al pedir al Gobierno que elimine costes de la tarifa que nada tienen que ver con el suministro ni con las empresas de Unesa, como las primas de las renovables, pese a que las grandes tienen en su cartera la mayor parte de la capacidad eólica. Por contra, Montes defendió los pagos por capacidad que reciben las térmicas y la hidráulica, pese a subrayar que él “es contrario a las subvenciones”.

Respecto a la desaparición de la Comisión Nacional de Energía (CNE), dijo que las eléctricas no la “han instado, en absoluto” y que “el Gobierno está en su derecho a hacer las reformas que crea convenientes”.

Aunque reconoció que tampoco el problema del déficit es culpa de los consumidores, pues “estamos todos en el mismo barco”, no ve “otra posibilidad más que pagar la deuda”.

Para evitar una quita y algún tipo de tasa a la nuclear y el agua, Unesa repite últimamente que la rentabilidad de las empresas por sus inversiones en España ha ido bajando, hasta rondar el 4,2% en 2011, mientras que se han incrementado al 6,5% los costes de financiación. Es más en este dato, que en los beneficios, en los que hay que detenerse, según Montes. Las cinco empresas de Unesa (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Eon y HC Energía) “se están descapitalizando” y solo el 35% de su negocio se genera en España.

Vía Cinco Días

Si eres ahorrador tal vez te interesen los posts de la sección “Guías” y “Jose y Tania Responden publicados en esta bitácora. Subscríbete para no perderte futuras entradas sobre el tema y si te apetece síguenos en Twitter o en Facebook. Solemos publicar todos los días de la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog!

Las eléctricas denunciarán la quita del déficit

Torre eléctricaEn Efimarket seguimos con atención todo lo relacionado con el déficit tarifario y sus consecuencias para ciudadanos y empresas, como pueden ser nuevas y probables subidas del precio de la electricidad. En este caso el Gobierno ha dado un toque de atención a las eléctricas, que ya han mostrado su indignación ante semejante posibilidad.

Las cinco grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y Eon España) tienen preparada su artillería judicial contra una hipotética aplicación por parte del Gobierno de una quita del déficit de tarifa que, a 31 de diciembre, sumaba 24.000 millones, de los que casi la mitad figuran aún en sus balances y sigue creciendo de día en día. Si en la reforma que el Ejecutivo de Mariano Rajoy está diseñando para resolver este agujero opta por una quita, se las tendrá que ver con las eléctricas de Unesa en Bruselas.

Una “expropiación” de este derecho de cobro, según la ha calificado la patronal, supondría la modificación de una norma con rango de ley, concretamente, la Ley Eléctrica, por lo que las afectadas no podrían recurrir a los tribunales nacionales. Pero sí a la Comisión Europea, a la que elevarían una queja contra una medida que consideran una “absoluta ayuda de Estado”, de la que se estarían beneficiando sus competidoras del mercado de generación que no asumen su coste.

El reparto de la financiación del déficit de tarifa que el Gobierno socialista incluyó en un real decreto ley en 2005 siempre fue considerado una arbitrariedad, y no solo por las cinco grandes eléctricas a las que les “cayó el muerto”. De hecho, siendo el déficit un desajuste de ingresos de las actividades reguladas (esto es, de las redes) su financiación no ha corrido a cargo de las distribuidoras, como debería, sino de las grandes generadoras de los cinco grupos incumbentes que cuentan con filiales de distribución.

Industria optó entonces por una solución poco ortodoxa al entender que las distribuidoras no contaban con recursos suficientes (sus ingresos rondan los 5.000 millones de euros anuales) para financiar el déficit, lo que hubiese provocado su quiebra. El polémico mecanismo era el siguiente: las distribuidoras que entonces recaudaban el dinero de los consumidores (desde julio de 2009 lo hacen las comercializadoras) se quedaban con la retribución que les correspondía y, el resto, lo liquidaba la Comisión Nacional de Energía (CNE) al resto de beneficiarios, siendo las últimos en cobrar las generadoras.

Si la liquidación no resultaba suficiente (lo que viene ocurriendo desde hace más de una década) las grandes eléctricas se convertían en acreedoras de un derecho de crédito con unos intereses no siempre exentos de polémica (en un primer momento se les aplicó el euríbor, un sistema que el propio ministerio consideró injusto, y más tarde el precio del mercado). La deuda se titulizaba posteriormente entre entidades financieras y desde hace un año se emite con el aval del Estado.

Sin embargo, desde 2005, la estructura productiva ha dado un vuelco, con la irrupción en el mercado de nuevas instalaciones de renovables (de grandes grupos como Acciona o Solaria) y muchos ciclos combinados de gas que explotan empresas ajenas a Unesa. Así, en 2010, del total de la potencia instalada (101.000 MW) a estas les correspondía una cuota del 62% (cifra similar en el caso de la producción) y el resto a sus competidoras.

Entre el fantasma de la quita y el de la tasa nuclear

El temor de los responsables de las eléctricas al fantasma de una posible quita de la deuda eléctrica se ha hecho patente en los últimos días. Una prueba de ello es la presión que están ejerciendo sobre la Comisión Nacional de Energía (CNE) para que certifique con urgencia las emisiones del déficit que está realizando a través del fondo de titulización (FADE), un requisito que exige la normativa. Estas presiones y la velocidad a la que están titulizando el déficit (para este año tienen 10.000 millones susceptibles de colocar con el aval público) responden al temor de un recorte de la deuda, algo que, según informes de la CNE solo podría hacerse sobre la deuda no emitida.

Es evidente que al déficit titulizado y ya en manos de terceros (entidades financieras) no se le puede aplicar quita alguna. Y, aunque la duda solo planea sobre la que aún no se ha emitido, hay expertos jurídicos que consideran que “el derecho de cobro reconocido hasta ahora no se puede tocar, esté o no titulizado”. Otro tanto ocurre con la deuda titulizada aunque no cuente aún con los certificados correspondientes de la CNE.

En cuanto a la tasa o impuesto a la nuclear o la hidráulica que quiere aplicar el Gobierno, correrían la misma suerte: Bruselas. En el primer caso, las empresas recuerdan que la energía nuclear ya está gravada con una tasa, más concretamente los residuos que genera. Si en lugar de tasa (un gravamen que solo se puede aplicar a quienes reciben el servicio) es optar por un impuesto, las afectadas recuerdan que iría a los Presupuestos (a reducir el déficit público, no de tarifa) y que podría no ser compatible con el IVA y con los gravámenes medioambientales que ya aplican a la actividad eléctrica algunas comunidades autónomas.

Fuente: Cinco Días