Producir combustibles imitando la fotosíntesis

Hojas de árbolEn Efimarket sabemos de la sabiduría de la Naturaleza y pensamos que imitar sus modelos y mecanismos es garantía de exito y de excelencia tecnológica. Los últimos avances en materia de producción sostenible de combustibles se dieron a conocer el pasado 6 de noviembre en Providence, Rhode Island (EE.UU.), donde algunos de los más prestigiosos científicos e ingenieros a nivel internacional participaron en la “Conferencia inaugural de la Sociedad para la Ingeniería de la Biología y los combustibles”. La conferencia se centró principalmente en la presentación de proyectos financiados por el programa de combustibles de la Agencia de la Energía en Proyectos de Investigación Avanzados (ARPA-E). La mayoría de ellos se basan en  el empleo de energía solar y materias primas inocuas, abundantes y a precios asequibles, como pueden ser el CO2 y el H2O, mediante procesos catalíticos o bioquímicos.

Según Eric J. Toone, director adjunto de ARPA-E, la finalidad de los proyectos financiados ha de ser buscar nuevas tecnologías que permitan captar la energía solar de manera más eficiente y almacenarla en forma de combustibles que puedan ser utilizados en el sector del transporte fundamentalmente.

Uno de los últimos avances de su grupo ha sido la síntesis de un fotocatalizador basado en borato de cobalto que imita el procedimiento de la fotosíntesis

Uno de los ponentes invitados a la conferencia fue Daniel G. Nocera, renombrado científico del MIT (Massachusetts Institute of Technology). En su ponencia, Nocera expuso el trabajo que se desarrolla en su grupo de investigación, centrado fundamentalmente en el desarrollo de sistemas catalíticos de bajo coste para obtener H2 a partir de H2O y luz solar. Uno de los últimos avances de su grupo ha sido la síntesis de un fotocatalizador basado en borato de cobalto que imita el procedimiento de la fotosíntesis para obtener H+ y O2 y de un segundo sistema fotocatalítico basado en una aleación de molibdeno, zinc y níquel para transformar los iones H+  en H2.

Nocera, en colaboración con el investigador Steven Y. Reece, ha acoplado los dos catalizadores para desarrollar lo que ha denominado la “hoja artificial”. Esta invención pretende ser comercializada por Sun Catalytix, compañía fundada por el propio Nocera. Según el científico, este dispositivo es diez veces más eficiente que la propia fotosíntesis.

Simplemente con sumergir la celda catalítica en agua y exponerlo a la luz solar, una de las caras genera O2 mientras que la opuesta genera H2. Si el sistema se divide con una membrana selectiva, los gases generados podrían ser recogidos por separado para su posterior almacenamiento y uso en una pila de combustible cuando se desee. La meta de Nocera es que este dispositivo sea comercial en un futuro próximo y pueda aportar energía en regiones del mundo en vías de desarrollo o en zonas que cuenten con un sistema de distribución de electricidad deficitario. Según las estimaciones de su compañía, una celda catalítica del tamaño de una puerta podría aportar la suficiente electricidad como para abastecer a un hogar medio estadounidense.

Otras tecnologías presentadas en Providence se basan en el uso de microorganismos para obtener combustibles. En este contexto trabaja el grupo de Stephanopoulos, investigador del MIT, que ha descubierto un microorganismo capaz de producir acetato a partir de CO2 y H2 cuando es irradiado con luz solar. Este trabajo ha quedado reflejado en una de sus patentes. Un segundo grupo de microorganismos es capaz de convertir los acetatos producidos por el primer grupo de microorganismos a triglicéridos, materia prima fundamental junto con el metanol para fabricar biodiesel.

Según Toone, directivo de ARPA-E, hay un largo camino por recorrer hasta que muchas de estas tecnologías sean comercializadas, pero una vez que sean técnica y económicamente viables podrán solucionar gran parte de las necesidades del mercado energético actual.

Para reducir las necesidades es necesario un cambio de hábitos y una nueva conciencia que se base en la eficiencia energética y en el uso responsable de los recursos, porque podemos asegurar que podemos mantener nuestro confort con menos gasto energético.

Fuente: Madri+d

Mujeres sin recursos de La India expertas en energía solar

Mujer en tejadoUn programa del gobierno indio enseña, de forma gratuita, a mujeres analfabetas de África, Asia y América Latina a construir placas solares con las que llevarán luz a sus aldeas. Pocas de estas mujeres saben leer o escribir, pero pronto sabrán montar paneles solares para llevar luz a sus poblados mediante mímica y colores. Esta escuela en Rajastán (India) enseña a mujeres pobres de África, Asia y Latinoamérica lecciones básicas sobre tecnología solar con el único requisito de que en sus aldeas de origen no haya electricidad.

En los últimos años, esta academia ha dado clase a 200 mujeres de forma totalmente gratuita: los estudios, el transporte y el alojamiento son cubiertos por el gobierno de India. Según uno de los organizadores del proyecto, éste está basado en la ideología de Ghandi y un concepto muy simple: “la gente pobre puede manejarse a sí misma”. Y, en este caso, son las mujeres las encargadas de implementar sus conocimientos tecnológicos en llevar electricidad a sus pueblos.

En Efimarket pensamos que el sol está para aprovecharlo y estamos encantados de oir iniciativas como esta. Además tenemos productos de última tecnología que te permitirán producir a ti también tu propia electricidad.

Fuente: Cuatro