El déficit de tarifa de 2013 supera ya los 1.200 millones de euros

El déficit de tarifa de 2013 supera ya los 1.200 millones de eurosLa decisión del Gobierno de descolgar de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 la partida de los extracostes de los sistemas extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) correspondientes a este año y, por tanto, de cargarlo sobre la tarifa eléctrica hará imposible que el Gobierno pueda cumplir el objetivo que se ha propuesto de lograr déficit tarifario cero en 2013.

Los citados extracostes ascienden a 1.900 millones de euros lo que, sumadas otras desviaciones y restados los 1.500 millones de euros del déficit legal permitido (y titulizable) de este año, arroja una cifra de 1.200 millones pendientes para el año que viene. Este es el cálculo mínimo de déficit tarifario para el año que viene, según los cálculos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), pero la cifra definitiva no se conocerá hasta que el regulador energético realice las 12 liquidaciones anuales preceptivas.

Por el momento, el nuevo año terminará con esa deuda y, aunque el Gobierno piensa compensarla con la recaudación del nuevo impuesto a la generación eléctrica (un 6%) y el consumo de gas natural que establece el proyecto de ley de medidas fiscales al sector energético que acaba de enviar al Parlamento para su tramitación, la cuestión no está clara.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha reiterado que dicha recaudación será de 2.900 millones, sin embargo, esa cifra se ha calculado sobre la producción de 2011, según los datos que figuran en la memoria económica del proyecto de ley, y que a lo largo de este año la demanda se ha vuelto a hundir por lo que los ingresos serían menores.

Además, no está claro que las citadas medidas fiscales puedan entrar en vigor el 1 de enero, tal como pretende el Gobierno.

Según fuentes del sector, el Ministerio de Industria se estaría guardando un as en la manga, ya que pretende aprobar antes de fin de año un nuevo real decreto ley para eliminar la tarifa de último recurso (TUR) o, como declaró recientemente Soria para reducir el número de beneficiarios de esta tarifa: actualmente tienen derecho a acogerse a la misma los consumidores que tienen 10 kW de potencia contratada y, según la intención avanzada por el ministro se reduciría a los que tienen tan solo 5 kW de potencia.

En dicha norma con rango de ley se prorrogaría el actual sistema de retribución de la distribución, que caduca el 31 de diciembre y sobre el que no se ha llegado a un acuerdo, pese a las negociaciones que vienen manteniendo las empresas distribuidoras con Industria.

Otra opción para evitar el déficit es que los más de 1.200 millones se trasladen directamente a la tarifa. En cualquier caso, sea por esta vía o por la de los tributos siempre lo pagarán los ciudadanos. Por el momento, según las siete liquidaciones realizadas por la CNE, el déficit de tarifa acumulado es de 3.890 millones de euros, en los que se incluyen los 1.500 millones de euros permitidos por ley. Sin embargo, esta cifra no es fiable, pues hay gastos que se liquidan en 12 meses y falta por ver el efecto negativo que sobre los ingresos del sistema tendrá la mayor caída de la demanda (al elaborarse la orden de peajes para este año la CNE advirtió que estaba sobreestimada).

También falta por computarse las refacturaciones de los consumos entre octubre del año pasado y abril de este año a las que obligó un fallo del Tribunal Supremo, tras la denuncia presentada por las eléctricas. Estas empezaron a cobrar las diferencias el mes pasado y terminará de hacerlo a finales del mes de diciembre.

Las cuentas públicas sueltan el lastre eléctrico

Desde 2010, las leyes de Presupuestos anuales han eliminado las partidas de las subvenciones de los sistemas extrapeninsulares a la que les obligaba otra ley de 2009. Este año no ha podido ser menos, y en una disposición de las cuentas públicas se establece lo siguiente, “así, como en el ejercicio anterior, durante 2013 queda en suspenso la aplicación del mecanismo de compensación con cargo a los Presupuestos Generales del Estado establecido en la disposición adicional primera del Real Decreto-Ley 6/2009 por el que se adoptan determinadas medidas en el sector energético y se aprueba el bono social, conforme al cual se determinan las compensaciones por los extracostes de generación de los citados sistemas”.

Según el citado real decreto-ley, a partir de 2013 los Presupuestos debían sufragar el 100% de dichos extracostes.

¿Desaparecerá la TUR?

Una de las nuevas medidas que Industria tiene encima de la mesa es la posible desaparición de la tarifa de último recurso (TUR), lo que obligaría a los domésticos a comprar la electricidad en el mercado libre. O eso o reducir a la mitad la potencia que da derecho a la TUR.

Fuente: Cinco Días

El Gobierno cargará 2.000 millones de los Presupuestos a la tarifa eléctrica

El Gobierno cargará 2.000 millones de los Presupuestos a la tarifa eléctricaEl Gobierno ha decidido volver a suspender durante 2013 el mecanismo que hace que el coste del transporte y generación de la electricidad de los sistemas extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) vaya transfiriéndose desde la tarifa eléctrica a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de modo que esta partida, de cerca de 2.000 millones, la costearán los consumidores de luz y no las cuentas públicas.

“Como en el ejercicio anterior, durante 2013 queda en suspenso la aplicación del mecanismo de compensación con cargo a los Presupuestos” relacionada con “los extracostes de generación de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares” (que explota Endesa), indica el texto de la ley que dio a conocer el sábado el Gobierno. Además, se señala que la suspensión es “indefinida”.

A efectos prácticos, esta decisión afecta negativamente a la tarifa de acceso, la TUR, en la que los ingresos obtenidos son insuficientes para sufragar los costes totales del sistema, lo que ha generado un déficit de tarifa de más de 24.000 millones de euros.

Sin embargo, en los nuevos Presupuestos del Estado el Gobierno dice sentirse comprometido con la solución del déficit de tarifa y recuerda que, como parte de la reforma energética, ha aprobado varias medidas fiscales para acabar con este problema incluidas en un proyecto de ley pendiente de tramitación en el Congreso. Como parte de la reforma, el Ejecutivo ha anunciado que las cuentas públicas asumirán el coste de más de 2.000 millones anuales relacionado con los intereses del déficit de tarifa, aunque está por ver en qué quedan las nuevas medidas fiscales tras su paso por el Parlamento.

El Gobierno del Partido Popular ya decidió en los Presupuestos de este año soltar lastre y eliminar la partida que financia las subvenciones a las extrapeninsulares. El Real Decreto-Ley 6/2010, aprobado en la etapa de Miguel Sebastián como ministro, incluye un traslado progresivo de esta partida de costes extrapeninsulares a los PGE, a razón de un 17% en 2009, un 34% en 2010, un 51% en 2011, un 75% en 2012 y un 100% en 2013. Esto representa unos costes que para este año se han calculado en más de 1.900 millones.

La decisión del Gobierno de no cargar en los Presupuestos con estos costes de la tarifa eléctrica evita la generación de déficit público, pero genera déficit de tarifa. De hecho, el grueso de las desviaciones tarifarias que se han producido en los últimos años proceden de las cantidades que, teniendo que ser asumidas por el Estado, se cargan de nuevo en la tarifa. Cuando, además, las órdenes ministeriales que fijan la tarifa de acceso tampoco recoge estos costes porque la ley dice que lo asumirá el Estado. Al ser la de presupuestos una ley, año tras año ha anulado a la de 2009.

Según los datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE), el déficit de tarifa en 2012 será de 1.466 millones de euros, por debajo del tope legal de 1.500 millones, aunque una incorrecta valoración de las extrapeninsulares podrían disparar la cifra y acabar con el objetivo del Gobierno de contener la deuda eléctrica. Además, la misma ley de 2009 fijaba que a partir de 2013 no se podría reconocer déficit de tarifa alguno, lo que supondría una fuerte subida de tarifas.

El Gobierno pretende solventar este problema con las nuevas medidas fiscales a la generación de electricidad y el consumo de gas que incluye la ley en tramitación y que pueden trasladarse al precio final que paga el consumidor. Sin embargo, sea una subida de tarifas o de impuestos, lo pagarían los ciudadanos.

Facua denuncia fuertes subidas de la luz

El recibo medio mensual de la luz ha subido en 3,9 euros en lo que va de año, o un 5,4%, y alcanza ya 78 euros, pese a la bajada del 2,1% de la tarifa de último recurso (TUR), según Facua-Consumidores en Acción. Esta subida sería mayor si se tuviese en cuenta el efecto de las refacturaciones ordenadas por el Tribunal Supremo desde octubre del año pasado tras las denuncias realizadas por las eléctricas. Esta revisión de carácter retroactivo se aplica de forma prorrateada entre agosto y diciembre y supone una subida de la factura del 7%.

Facua denuncia además que, mientras se sube la tarifa, el Gobierno quiere “recortar el derecho de millones de usuarios a acogerse a la TUR”, al obligarles a salir al mercado libre, que es “aún más caro”. Según los cálculos de la asociación, a partir de hoy el recibo medio de la luz ascenderá a 77,98 euros mensuales.

Un déficit en el limbo

El Gobierno elimina la partida de los costes extrapeninsulares, una cantidad que tampoco reconocen las órdenes de tarifa de acceso, pues la ley dice que corre a cargo de los Presupuestos. Por consiguiente, se queda en el limbo y se traduce en déficit de tarifa.

Fuente: Cinco Días

Soria alerta de un aumento del déficit tarifario en 6.000 millones para este año

Deficit de Tarifa - efimarket

José Manuel Soria cifró ayer en el Congreso en 6.000 millones de euros el déficit de tarifa previsto para el próximo año y en 2.200 millones el coste anual de la amortización y los intereses de la deuda acumulada.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha cifrado en 6.000 millones de euros el déficit de tarifa previsto para 2013 y ha insistido en que el Gobierno mantiene el objetivo de adoptar medidas que acaben el próximo año con el desequilibrio entre costes e ingresos en el sistema eléctrico.

El ministro realizó esta consideración durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados, en la que consideró que el déficit de tarifa es uno de los “problemas más importantes” en la actualidad para su departamento.

El déficit acumulado a diciembre de 2011 asciende a 24.000 millones de euros y sigue creciendo a un ritmo de 6.000 millones anuales“, afirmó el ministro, antes de recordar que las eléctricas tradicionales son las encargadas de financiar esta deuda y de advertir del “deterioro de la posición financiera” de estas empresas relacionado con esta carga.

El ministro cifra en 3.856 millones el ahorro conseguido con las medidas

Junto a esto, Soria cifró en 2.200 millones de euros el coste anual que debe afrontar la tarifa eléctrica para responder tanto a la amortización como a los intereses asociados a la deuda del sector, y advirtió de que, “si no se toman medidas, el agujero aumentaría año a año hasta suponer en 2015 el doble del actual”.

Ajuste de costes e ingresos para atacar el déficit tarifario

Para resolver el problema, el ministro abogó por una solución basada en el ajuste de “costes e ingresos” en la que participen empresas, consumidores y el Estado. Si todos los esfuerzos consistiesen en subidas de tarifas, los incrementos serían “inasumibles”, mientras que si toda la carga se trasladase a las eléctricas, estas empresas se verían abocadas a la “quiebra”, afirmó.

Durante su comparecencia, José Manuel Soria también cifró en 3.586 millones de euros el importe de las medidas para contener el déficit de tarifa adoptadas por su departamento este año, entre las que figuran la moratoria a las renovables y el recorte a la retribución por la distribución a las eléctricas. El ministro anunció, además, que ya se han iniciado los procedimientos de contratación e instalación a través de Enresa -que está cerrando la adquisición del terreno- para construir el almacén nuclear temporal centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca).

La cifra

24.000 millones de euros acumulaba el déficit de tarifa a finales del pasado año, según recordó ayer el ministro de Industria en el Congreso.

En los próximos días saldrán las ayudas a las empresas del carbón

Con respecto al sector de la minería, Soria anunció que “en estos días” saldrá la convocatoria de ayudas a las empresas, a las que se les ha pedido colaboración para “salvar” los obstáculos planteados por la CE al plan de cierre que se envió a Bruselas en agosto del 2011.

El ministro se mostró confiado en que se alcance en breve una solución al problema de la bonificación fiscal a las navieras y aseguró que el Gobierno no aspira a tener un sistema de tax lease privilegiado con respecto al que tienen otras economías europeas. En este sentido, ha subrayado que la problemática sobre el procedimiento abierto a raíz de este sistema de bonificaciones es una prioridad para el Ejecutivo y que tanto su ministerio como el de Hacienda están trabajando para alcanzar una solución que permita al sector naval español crear empleo.

Fuente: Cinco Días

Lo que el presidente de UNESA no contó en Bruselas

unesa - efimarket

Eduardo Montes, presidente de UNESA

El pasado viernes los directores de regulación de las tres grandes compañías (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa), acompañados por el presidente de UNESA, visitaron a la Comisión Europea en un desesperado intento de que Bruselas secunde la reducción de los apoyos a las  energías renovables en España y se mantengan los privilegios de que gozan las eléctricas desde hace tantos años en nuestro país.

Seguramente a las eléctricas no les preocupa que del coste de cada kWh que generamos en los ciclos combinados, el 80% se vaya fuera del país, o que perpetuemos la dependencia energética del exterior, que es la base de su negocio actual tras la gran burbuja de instalaciones innecesarias de ciclos combinados que con enormes subvenciones, llamadas “incentivos a la inversión”, han realizado en los últimos años. Estamos seguros de que a la Comisión Europea, que ha marcado una hoja de ruta hacia un cambio de modelo energético, sí.

Pero lo que seguramente no comentaron a la Comisión el señor Montes y sus acompañantes fue, entre otras cosas, lo siguiente:

– Que es precisamente en el negocio regulado, es decir el que causa contablemente el déficit de tarifa, donde las eléctricas tienen mayores beneficios y el que más ha crecido en los últimos años, de lo cual hacen incluso gala en las presentaciones de resultados a sus accionistas. Los beneficios de esa parte de su negocio en todo este periodo de acumulación del déficit han sido mayores que las primas recibidas por las renovables y, sin duda, una moderación de los mismos hubiese permitido tener un déficit mucho menor en estos momentos.

– Que, incomprensiblemente todavía, no se ha efectuado la liquidación final de los costes de transición a la competencia (CTCs) cobrados por las eléctricas en aquel pingüe negocio en el que convirtieron el cambio de modelo de mercado. Según ciertas estimaciones, las compañías eléctricas deberían devolver más de 3.000 millones de euros, lo cual, sin duda, aliviaría el déficit.

– Que los derechos de emisión gratuitos internalizados en el precio del ‘pool’ se minoraron de la retribución en el periodo 2006-2009 pero no posteriormente, ni tampoco en 2005. La cuantía pendiente de regularización sería superior a 4.000 millones de euros, que también contribuirían a reducir el déficit significativamente.

– Que, al igual que se justifica para las renovables, se podría aplicar la doctrina del Supremo de “beneficio razonable” a las centrales prácticamente amortizadas (nucleares e hidráulicas) que, con muy pequeños costes variables, se aprovechan de la subida de los precios del ‘pool’. Una rigurosa auditoría de costes demostraría el elevadísimo margen con el que vienen operando desde hace años y se podrían establecer mecanismos por los que dicho margen se aplicara a reducir el déficit acumulado y futuro.

– Que los ciclos combinados, auténtica burbuja energética de este país, además del “pago por disponibilidad” disponen de una subvención llamada “incentivo a la inversión”, que era de 20.000 €/MW/año durante 10 años y que el anterior ministro, Miguel Sebastián, elevó a 26.000 €/MW/año momentos antes del cambio de gobierno. Esta subvención puede representar en algunos casos el 25% de su inversión. Este coste, además, se incluye en el término de energía y no aparece como coste regulado, por lo que está pasando inadvertido al hablar del déficit. Con subvenciones parecidas, algunas renovables tampoco necesitarían primas.

– Que en el ranking de empresas que más primas a las renovables han recibido figuran empresas eléctricas cuyas opiniones sobre la razonabilidad o no del marco regulatorio dependen de su posicionamiento particular y circunstancias temporales para cada tecnología.

Tampoco creemos que les informaran con transparencia de que la termosolar ha recibido hasta la fecha del orden del 3% de las primas acumuladas por el Régimen Especial y que, por tanto, habrá que buscar a otros responsables del déficit acumulado hasta estos momentos. Además, cuando estén en funcionamiento todas las centrales termosolares del Registro de Preasignación, representarán menos coste anual que la Cogeneración, que la Fotovoltaica o que la Eólica.

Este Gobierno tiene, por tanto, muchas herramientas para reducir el déficit, que no pasan precisamente por tasas discriminatorias hacia las tecnologías solares, como las que se han venido comentando estos días en los medios, las cuales vulnerarían los principios de seguridad jurídica y de rentabilidad razonable, así como varios artículos de la Carta sobre el Tratado de la Energía, resultarían anticonstitucionales y confiscatorias además de elevar el riesgo-país y de poder inducir una situación no deseada en el sector financiero.

Sabemos que la apuesta de la Unión Europea es muy fuerte a favor de las renovables, y en particular de la energía solar, que en sus formas de conversión, fotovoltaica termoeléctrica, contribuirá en el futuro, desde los países del Sur, a una buena parte de las necesidades energéticas de la UE.

El cambio de modelo energético es irreversible aunque las eléctricas traten de frenarlo para defender la situación de privilegio que llevan disfrutando en nuestro país desde hace tantos años, sin importarles que sigamos manteniendo la dependencia energética, el déficit comercial con el exterior y que se perjudique a una industria que puede proporcionar al país empleo, independencia energética y expansión internacional.

Fuente: Protermosolar

La CNE da luz verde al informe de reforma eléctrica con la abstención de su presidente

Presidente CNEEl Consejo de la Comisión Nacional de Energía ha aprobado un informe sobre medidas regulatorias en el sector energético destinadas a disminuir el déficit de tarifa. Dicho informe, encargado por la secretaría de Estado para la Energía, ha sido votado a favor por todos y cada uno de los consejeros de la comisión menos por su presidente, Alberto Lafuente, y servirá para asesorar al Ministerio de Industria, Energía y Comercio en la reducción del déficit.

Tal déficit tarifario es una deuda contraída por los consumidores con las empresas eléctricas debido a la diferencia entre el coste de generación y el bajo precio mantenido, artificialmente, por los Gobiernos pasados por motivos populistas. Debido a éste, actualmente se paga un sobrecoste en nuestra factura para eliminar la deuda. Otro debate sería si es éticamente razonable que las mismas empresas que piden cada año una subida en la tarifa para disminuir la deuda se favorezcan del sistema de subasta, bajo el mecanismo de Tarifa de Último Recurso (TUR), con beneficios extraordinarios, los conocidos “windfall profits“. Estos beneficios “caídos del cielo” se deben a la diferencia de costes en la generación con tecnologías totalmente evolucionadas durante todo el s. XX y las nuevas tecnologías limpias, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente recientemente concebidas.

Dentro del marco del proceso de redacción del documento, la CNE abrió una consulta pública a principios de febrero de 2012 para recabar propuestas de diferentes grupos de interés. Así, se recibieron mas de 500 observaciones y propuestas de reforma; exactamente, 477 respuestas al cuestionario sobre el sector eléctrico, 68 al del sector gasista y 42 al de hidrocarburos líquidos.

Dicho informe, que tiene carácter consultivo y no vinculante, contiene medidas de ajuste regulatorio en todos los sectores energéticos pero, tal y como el portavoz de la CNE ha avanzado, hace especial hincapié en la reforma del sector eléctrico y la búsqueda de soluciones del problema mas grave del sector, el déficit tarifario.
Según se avanzado en la rueda de prensa, el informe ya se puede encontrar en la web del CNE para que la opinión pública pueda conocer las medidas propuestas.

Fuente: Consejo de la Comisión Nacional de Energía