El precio de la luz, en máximos de tres años, y previendo una fuerte subida en enero

El precio de la luz, en máximos de tres años, y previendo una fuerte subida en eneroEl precio de la electricidad en el mercado mayorista marcó un máximo de los últimos tres años el pasado 12 de diciembre. Según los datos del Operador del Mercado Ibérico, el coste medio en el mercado diario alcanzó los 67,51 euros por megavatio hora, lo que supone el precio más alto de los últimos tres ejercicios y augura un importante incremento de precios a partir de enero de 2013.

En los próximos días se celebrará la subasta Cesur, que será la encargada de poner los precios de la electricidad para el primer trimestre del próximo año. Si tenemos en cuenta que el Gobierno ya ha anunciado que no prevé incrementar los peajes, que representan el 50% de la tarifa eléctrica, el resultado de esta convocatoria será especialmente relevante para los consumidores.

Prácticamente en todas las subastas Cesur se ha registrado un precio superior al marcado con posterioridad en el mercado diario de electricidad y, habitualmente, los días anteriores a la subasta se han registrado también precios más altos. En esta ocasión, los movimientos toman además relevancia, porque la aprobación y la puesta en funcionamiento de las nuevas tasas se estima que elevará los precios en torno a 2,5 o 3 euros por cada megavatio hora, lo que provocará un incremento en el recibo de la luz.

En el sector eléctrico se baraja ya una subida de entre el 6 y el 8% para el recibo de la luz, que con estas últimas subidas parece confirmarse.

Además, existe otro factor que puede comenzar a ganar peso en los próximos días y es el funcionamiento de las centrales nucleares y la decisión de parada y de cierre de algunas plantas nucleares que pueden provocar aumentos de precios adicionales. A todos estos factores se suma, tal y como denunció el Economista, la utilización de una triquiñuela legal en el llamado mercado de reserva de potencia adicional a subir.

Un buen número de centrales del régimen ordinario están programando en el mercado diario valores de producción inferiores a su mínimo técnico, en una maniobra que pagan todos los consumidores y que se están produciendo no en horas con elevada producción renovable, como en un primer momento se apuntó, sino en periodos de consumo punta, tal y como apuntaron fuentes consultadas por elEconomista. La evolución de los precios de mercado, así como de los servicios complementarios o de reserva pueden elevar el precio de la energía y compensar en cierto modo la caída del consumo y la situación de sobrecapacidad. El mercado de futuros para los próximos años ya registra además una subida mayor a la de otros grandes mercados europeos.

Vía El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.