Cómo ahorrar energía en la cocina

como ahorrar energia en la cocina

La cocina es la parte de la casa que más energía consume. En ella no sólo se encuentran varios de los electrodomésticos que más energía consumen, sino que también es uno de los lugares de la casa donde las familias pasan más tiempo. La combinación de ambos factores tiene como consecuencia un gran consumo de electricidad. Hablamos de constantes aperturas del refrigerador, iluminación potente, electrodomésticos de gran potencia, etc.

Lo bueno es que simplemente con hacer unos sencillos cambios en nuestros hábitos, no sólo podemos ahorrar, sino que podemos reducir nuestro impacto ambiental. A continuación varios consejos para ahorrar energía eléctrica y gas en la cocina:

  • –  Intentar mantener el frigorífico o congelador lleno, pero no sobrecargado. Usar recipientes de agua o bolsas con hielo para llenar los espacios vacíos. El frigorífico y el congelador trabajan más duro para enfriar los espacios vacíos.
  • –  No  programar el frigorífico ni el congelador a una temperatura excesivamente baja.
  • –  Limpiar las rejillas (circuito de condensación  en la parte  posterior del refrigerador varias veces al año. Una unidad sucia trabaja más duro para enfriar.
  • –  Abrir la nevera sólo cuando hace falta. Cada vez que se abre el refrigerador se escapa aproximadamente el 30% del aire frío.
  • –  Evitar colocar la nevera en estancias calurosas. Durante el verano, un refrigerador viejo en estas estancias puede costar entre 15€ a 20€ más al mes.
  • – No precalentar el horno más de lo necesario.
  • – Dejar la puerta del horno cerrada durante su uso. Cada vez que abre la puerta, se pierde alrededor de 25º a 50º de temperatura.
  • – Usar la barbacoa o el horno microondas en el verano, ayuda a mantener la cocina fresca y a reducir costos de energía.
  • – Desconectar los aparatos electrónicos cuando no se estén utilizando. Muchos artículos electrónicos usan energía aun cuando están apagados, Ejemplo: tostadoras, cafeteras, hornos pequeños, y otros dispositivos electrónicos pequeños con luces o pantallas de espera.
  • –  Utilizar el lavavajillas solo cuando esté cargado completamente, no hay que sobrecargarlos.

Fuente: Eficiencia Energética Canarias

3 respuestas a «Cómo ahorrar energía en la cocina»

  1. Hay bastantes más cosas que se pueden hacer. Lo más evidente, asegurarse de que los electrodomésticos se compran de categoría A+++. Son algo más caros, pero a la larga compensa. También es aconsejable escoger inducción en vez de vitrocerámica, ya que gasta un 40% menos de electricidad.

  2. En efecto, Jesús, muchas gracias por tu comentario.

    Lo unico con lo que hay que tener cuidado es con la vitro de inducción, ya que es uno de los mayores vampiros electricos de la casa: parada puede arrojar consumos de potencia aparente de más de 100W. Es aconsejable desconectarla con un interruptor o desde el cuadro general cuando no está en uso.

    Saludos

  3. Vaya, no sabía eso. De todas formas, parece que pasa como con los cargadores de móvil, que hace unos años tenían unos standbys considerables, pero hoy día ya no consumen apenas nada (en el orden de microwattios). Acabo de mirar en la web de Bosch, y dicen que sus placas de inducción gastan menos de 1W en standby. Teniendo en cuenta que el grupo Bosch engloba a Siemens, Edesa, Balay y otros, y que seguramente la competencia (grupo Electrolux-AEG-…) seguramente ha hecho lo mismo, imagino que, en placas de inducción mínimamente modernas y de marcas decentes, es un problema superado. Y el 40% de ahorro sigue ahí, cosa a tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.