El precio del petróleo incrementa la factura energética en 9.000 millones

Evolución del precio barril de brentEn lo que va de año, el petróleo se ha encarecido en 15 dólares, lo que supondrá un coste adicional para la economía española de 9.000 millones de mantenerse en ese precio todo 2012, una cantidad que se acerca al 1% del PIB. La tensión en Irán y la depreciación de la moneda única europea han llevado al crudo a rozar el máximo histórico registrado en 2008, si se contabiliza en euros.

A la economía española le ha salido un nuevo obstáculo en el complejo camino hacia la recuperación. El petróleo amenaza con incrementar el gasto en el que tienen que incurrir Administraciones, empresas y hogares para la compra de crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, ha cotizado en lo que va de año a un promedio de 113,6 dólares, lo que supone un incremento de 15 dólares respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Si esta tendencia al alza se mantuviera a lo largo de este año, algo que parece previsible por las tensiones crecientes en Oriente Medio, el coste se elevaría a 9.000 millones de euros adicionales, lo que equivale a cerca de un punto del PIB.

Las cifras

1,5 euros es el precio que ya ha superado el litro de gasóleo en algunas estaciones de servicio.

47,8% es el porcentaje que representan los distintos impuestos en un litro de gasolina de 95 octanos.

El crudo ya supone el 85% del déficit comercial

El progresivo encarecimiento del petróleo se ha transmitido de forma directa al déficit comercial, que mide la diferencia entre las exportaciones y las importaciones españolas. Este indicador tocó máximos históricos en 2007 cuando el saldo negativo comercial superó los 100.000 millones de euros, el 10% del PIB. A partir de ese momento inició una fuerte caída, en paralelo a la crisis, que le llevó a reducirse a la mitad en dos años, gracias en gran medida al abaratamiento del petróleo. Solo entre junio y diciembre de 2008, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, cayó casi 100 dólares.

Hoy se dan a conocer los datos del déficit registrado durante el pasado ejercicio, que están muy condicionados por el encarecimiento del petróleo. Entre enero y noviembre, el saldo comercial negativo se elevó a 41.789 millones, de los cuales más del 85% procedía del déficit energético.

Si se mantiene la evolución de anteriores meses, el déficit podría cerrar en torno a los 49.000 millones, similar al de 2010, pese a la fuerte caída de las importaciones.

Ver el artículo completo en  Cinco Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.