¿Cómo bajar la temperatura de mi casa?

casa-kje-u202758530295pvb-575x323ideal
¡Mi casa es un horno! ¡Mi factura eléctrica se dispara al poner el aire acondicionado! Cuántas veces nos quejamos los ‘afortunados’ que vivimos en hogares mal aislados o en casas con problemas de ventilación. La llegada del buen tiempo se convierte en una pesadilla, y en agosto es imposible vivir o descansar en su interior. Aislar una casa del calor y las temperaturas extremas es una de las grandes preocupaciones de muchos ciudadanos españoles, sobre todo de quienes viven en la ciudad y se ven forzados a huir de su hogar cada verano buscando zonas más frescas. En esta entrada te damos consejos económicos para aislar tu casa del calor de cara al verano, para que disfrutes tus vacaciones y que ahorrar en las facturas no se convierta en una misión imposible.

bajar-temperatura-casa-verano

¡Mi casa es un horno! ¿Cómo bajar la temperatura de mi casa este verano?

Algunos de los consejos para bajar la temperatura de tu casa para mantenerla en unas condiciones habitables son ventilar, rodearte de plantas… ¡Te explicamos nuestras ideas!

1. Las plantas son tus aliadas

Rodéate de plantas en casa. El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente. Si aprovechas este recurso totalmente natural -y siempre decorativo- en tu casa, puedes reducir la temperatura hasta dos grados. Utiliza siempre las especies autóctonas o adaptadas a la climatología del lugar para no consumir excesiva agua al riego. ¡Por cierto, las plantas con flores transpiran más por sus hojas que aquellas que no las tienen!

Si no dispones de espacios amplios como jardines o terrazas, coloca plantas en las ventanas o crea tu propio jardín vertical. Al absorber los rayos de sol, estas plantas y flores de interior crearán una película de frescor en la estancia en la que se encuentren.

2. Aísla paredes y techos

¿Sabías que aislando paredes y techos puedes reducir más de un 30% en gastos en refrigeración? Asegúrate de que el calor no entre aplicando materiales aislantes adecuados. En nuestra tienda online tenemos soluciones altamente eficientes:

  1. Energy Shield:
    un fino polvo de vidrio blanco, tratado y diseñado para aislar mientras mejora la eficiencia energética. Actúa como una súper – barrera reflectante de calor radiante y también reduce los ruidos ambientes. Se puede mezclar con cualquier tipo de pintura, sin cambiar el color ni su textura, y puede aplicarse sobre cualquier superficie. Lo recomendamos para pintar habitaciones e interiores. Puedes encontrarlo en nuestra tienda online.
  2. Insuladd:
    perfecta para aislar paredes y techos, así como para pintar en el exterior e impedir que el calor entre. ¿Sabías que lo utiliza la NASA para aislar la sus naves? Baja hasta 4 grados de tu hogar dependiendo de las condiciones climatológicas. Refleja el calor sin dejar que se escape, y así crean una atmósfera confortable que mantiene la temperatura interior de tu hogar reduciendo el consumo energético. También impide que crezca moho. Puedes aprender más de él aquí.

3. Utiliza solamente los electrodomésticos que necesites

¡Los electrodomésticos emiten calor! Especialmente el horno, la lavadora, el lavavajillas o la secadora. Si puedes, utilízalos en las horas con temperatura atmosférica más baja o cuando no tengas que quedarte en la cocina. Nuestro consejo es que uses electrodomésticos eficientes para mantener la casa más fresca. Recuerda que las bombillas tradicionales también calientan y aumentan la temperatura, así que opta por tecnología LED y, sobre todo, utiliza la iluminación natural. ¡En España nos sobra luz!

4. Ventilar por las mañana y por las noches

¿Cuándo ventilar la casa para bajar la temperatura? Los mejores momentos para ventilar son por la mañana y por la noche, cuando la temperatura exterior es más baja. Pero si tu vivienda dispone de ventilación cruzada -corrientes de aire naturales de aire gracias a dos ventanas una frente a otra- no las cierres durante el día.
Nuestro consejo es que, siempre que sea posible, prestes atención a la dirección del viento y al sol, para impedir que el aire que entra sea caliente en lugar de fresco. Si en la fachada que tienes una ventana da directamente el sol, ¡no la abras! Pon cortinas que den sombra y opta por abrir otra.

5. Aísla puertas y ventanas

Las ventanas aíslan del exterior, y las puertas ejercen de aislantes entre las distintas habitaciones. ¿Cómo bajar la temperatura de casa? Si ajustas tanto unas como otras con burletes (tiras flexibles de material aislante) verás cómo mejora la temperatura en tu hogar. Puedes instalarlos tú mismo, son muy baratos y dan grandes resultados. Es muy importante que la puerta principal de la vivienda – aquella que da al exterior- tenga propiedades aislantes. En Efimarket tenemos diferentes soluciones que te ayudarán a mantener el frescor en verano, o el calor durante el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.