5 Falsos mitos sobre ahorro energético

ahorro-energetico

¿Dejar las luces encendidas consume menos que apagarlas? ¿Se ahorra más lavando a mano que en el lavavajillas? ¿Cocina de gas o vitrocerámica? Exiten falsos mitos que pueden confundirnos cuando queremos ahorrar energía en casa. Pensamos que adoptando ciertas costumbres estamos pagando menos en nuestras facturas de la luz y el agua, pero no es así. ¡Y después cuesta mucho desaprender lo aprendido! Te explicamos 5 falsos mitos que son contraproducentes y que, en lugar de ayudarte a ahorrar, te hacen pagar de más.

5-falsos-mitos-ahorrar-energia-en-casa

5 Falsos mitos sobre ahorro energético:

 

1. Se ahorra más lavando los platos a mano que con lavavajillas

No, de hecho utilizar el lavavajillas es más eficiente que fregar a mano. Utilizando este electrodoméstico se gasta un 10% menos de energía, y se utilizan 30 litros menos de agua cada día. ¡Así que además de ahorrar estamos ayudando al medio ambiente!

Si necesitas ahorrar en tu factura del agua, lo mejor será que adoptes unos buenos hábitos de consumo y tomes medidas drásticas, como utilizar aireadores y estabilizadores de agua, que te ayudarán a pagar menos cada mes. Te lo contamos en esta entrada de blog.

 

2. Apagar la calefacción consume más energía que mantenerla encendida en temperatura constante

Falso. Aunque vemos que encender la calefacción cuando está apagada supone un pico de gasto, a la larga el ahorro es indiscutible. Aunque mantengamos una temperatura constante durante todo el día, nuestro consejo es apagarla una vez nos vamos a dormir y volver a encenderla en torno a las 6:00 de la mañana. ¡Y recuerda que aumentar la temperatura un solo grado supone un 7% más de gasto de energía que se notará en tu factura!

Si quieres mantenerla bajo control, te recomendamos un controlador de calderas. Así podrás dominar el gasto de tu caldera desde tu teléfono móvil eliminando el gasto innecesario, y ahorrarás día a día.

 

3. Es mejor usar vitrocerámica que una cocina de gas

Una mala noticia para los usuarios de este tipo de cocinas: La vitrocerámica consume 4 veces más que una cocina de gas. Así que la superioridad de la vitrocerámica no es más que una leyenda urbana, aunque sí es más fácil de limpiar…

 

4. Consume más encender y apagar las luces que dejarlas encendidas

Error. Este falso mito es muy parecido al de la calefacción, y además está muy extendido. Es cierto que si se encienden y se apagan constantemente, la vida útil de los fluorescentes y bombillas puede acortarse (no así las lámparas de LED)… pero se ahorra más apagando la luz cuando no la necesitamos que dejándola encendida. ¡Si en 20 minutos no vas a necesitar esa luz, apágala! Lo notarás a fin de mes.

Si tu factura de la luz está por las nubes, te aconsejamos invertir comprando bombillas LED en lugar de las tradicionales. Si todavía no estás convencido, te contamos las principales ventajas de las bombillas LED en este post de nuestro blog. ¡Tu bolsillo te lo agradecerá!

 

5. Es más barato usar la lavadora y el lavavajillas por la noche

En este caso, depende de nuestra tarifa. Aquellos consumidores que cuentan con discriminación horaria pagarán menos al utilizar sus aparatos eléctricos en “horas valle” (desde las 22:00 a 12:00 horas en invierno, y desde las 23:00 a las 13:00 horas en verano).

Si no tienes una tarifa de discriminación horaria, pagarás lo mismo utilizando los electrodomésticos de día que por las noches.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.